Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
10:25
Actualizado a las 

La Razón

Asuntos Sociales

Un millón de pobres en las puertas de Cáritas

  • El 44% lleva tres años o más pidiendo ayudas. Son necesidades primarias: comida y vivienda
     

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
300.000 «nuevos pobres» acudieron a las instalaciones de Cáritas en 2011. Son los que le piden ayuda por primera vez.
300.000 «nuevos pobres» acudieron a las instalaciones de Cáritas en 2011. Son los que le piden ayuda por primera vez.

Madrid- Por primera vez, la red de Cáritas en España ha atendido directamente a más de un millón de personas. En 2007, antes de estallar la crisis, atendió a 370.000. En 2011, ya eran 1.001.761.

Además, según adelanta el nuevo informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas, el 44% de las personas atendidas lleva, como media, tres o más años acudiendo a la organización a buscar ayuda. Los «nuevos pobres», los que acudieron por primera vez en 2011, fueron 300.000, casi un tercio del total. La crisis es rotunda: en cuatro años se ha triplicado el número de pobres en España. Solicitan sobre todo ayuda primaria: alimentación, en comedores o recogiendo paquetes de comida, y apoyo para pagar facturas de la casa.

La mayoría de los ususarios de Cáritas pertenece a una de estas categorías: vive solo, o en una pareja joven con hijos, o está en familias monoparentales. Es numeroso el porcentaje de adultos jóvenes, de entre 30 y 44 años, en una edad que debería ser productiva, pero que apenas tienen ingresos y corren riesgo de perder su vivienda. Crece especialmente el número de personas que agotan sus prestaciones por desempleo y ven peligrar su vivienda. Cáritas alerta de que la «acumulación de desventajas en más de una cuarta parte de la población española conlleva un riesgo real de dualización y de falta de cohesión social». La organización denuncia además que se está produciendo «el repliegue de los sistemas de protección social o el desgaste de los mecanismos de protección familiar». El domingo, fiesta del Corpus en muchas diócesis españolas (otras lo celebraron ayer), es para la organización católica una oportunidad para llamar a la generosidad con motivo del Día de la Caridad. Así, pidiendo socios, donativos y voluntarios, organizan una campaña con el lema «Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir. Los mejores regalos se hacen con las manos». La asociación caritativa de la Iglesia también tiene peticiones para el Gobierno: «que no recorten los gastos sociales, sino que los incrementen para paliar los efectos de esta crisis en los más vulnerables». Con motivo del Día de la Caridad se han pronunciado también los obispos que integran la Comisión de Pastoral Social: «no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la situación de extrema necesidad que viven muchos hermanos nuestros, pensando que no podemos hacer nada».

 

En primera persona
«Hay que apelar a la solidaridad»
José Tomás Torero

El Centro de Acogida de Integración Social Santiago Masarnau y el Comedor Ave-María han sido las obras escogidas por el torero José Tomás para destinar los 50.000 euros del Premio  Paquiro que recibió hace unos días.  «En estos tiempos de crisis no nos podemos olvidar de los que peor lo están pasando, en muchos casos familias enteras. Para remediar sus males hay que apelar a la solidaridad», explicó el torero.
 

Vídeos

  • 1