Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 01 octubre 2014
20:16
Actualizado a las 

La Razón

Murcia

Valcárcel reunirá a partidos y agentes sociales en un plan para salir de la crisis

  • El presidente replica con dureza a la oposición sus falsedades y demagogias

  • 1
El presidente de la Comunidad de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ayer en la Asamblea Regional
El presidente de la Comunidad de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ayer en la Asamblea Regional

Cartagena- La Asamblea Regional acogió ayer la última sesión del Debate sobre el Estado de la Región de Murcia en la que el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, contestó a los planteamientos desarrollados durante la jornada matutina por los tres grupos parlamentarios. El presidente realizó un repaso por los grandes temas de la política regional, pero, al igual que expresó durante su discurso inaugural, no escatimó pinceladas de realidad a lo largo de su intervención y reconoció que la situación actual de crisis por la que atraviesan España y Murcia está impidiendo el desarrollo de muchos proyectos y planteamientos. «Se podrían haber hecho muchas cosas más», afirmó.

Sin embargo, la actitud que demostró Valcárcel fue la de no caer en la desidia por la ralentización del crecimiento y demostrar ganas y capacidad para afrontar el futuro con vigorosidad ante las adversidades, pero no se limitó a sumar a su partido a esta tarea que viene, sino que invitó a todos cuantos puedan a ofrecer planteamientos de mejora. Por esto, la intervención del presidente finalizó con un llamamiento a la oposición, sindicatos y patronal a reunirse «inmediatamente» en una mesa de trabajo en la que se convenga y compacten las medidas necesarias para superar la actual situación económica.

Esta cita está llamada a suponer una reedición del Pacto Social que suscribieron el 14 de enero de este año el Gobierno regional, Croem, CC.OO. y UGT. El líder regional contestó así a la demanda formulada por la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García Retegui, quien reprochó a Valcárcel que no la citara, como prometió durante su Debate de Investidura, para elaborar una hoja de ruta conjunta que sirviera para remontar la situación. En este sentido, el presidente explicó que la llamada no se produjo porque el PSRM se encontraba en un periodo de interinidad hasta que se celebró el congreso en el que resultó elegido secretario general, Rafael González Tovar. No en vano, el ex delegado del Gobierno se reunió con Valcárcel en su despacho de San Esteban a las pocas fechas de encumbrarse como líder de los socialistas murcianos. Por tanto, Valcárcel volvió a tender la mano al PSOE para que remen juntos por superar la situación de crisis que tanto mal está haciendo dentro de la sociedad murciana.

Además, el presidente realizó una tarea de iluminación por todas las acusaciones que se brindaron desde la bancada de la oposición y llevó a cabo esta estrategia con una riada de datos y acontecimientos que no permitían el margen de la interpretación. De esta manera, en el ámbito del agua, recordó la celeridad con la que el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, derogó el trasvase del Ebro «que ahora tanto demandan ustedes». Asimismo, trajo a colación el intento de supresión del Tajo-Segura para privar a la Región «de un recurso fundamental» cuando durante la etapa de mandato del ex presidente José María Aznar eran también los socialistas los que demandaban el agua que después negaron.

Al respecto, Valcárcel explicó que, con esta estrategia, la izquierda trató de que el castigo a Murcia se tradujera en pérdida de votos para el PP, pero la realidad mostró que los ciudadanos de Murcia optaron «a mayor castigo, mayor rechazo» lo que llevó a Valcárcel a aumentar su número de votos en las últimas elecciones autonómicas. De igual modo, el presidente regional se refirió al Gobierno socialista como la etapa en la que «las infraestructuras se paralizaban o eternizaban» y la financiación se redujo sin que existiera ningún motivo aparente ni objetivo que explicara la rebaja. Valcárcel recordó que Zapatero disminuyó de 2.500 a 1.896 euros la financiación por habitante murciano al año. Una situación que menoscabó los ingresos de la Región en 211 millones entre 2009 y 2011, detalló Valcárcel.

De igual manera, respaldó la Reforma Laboral elaborada por el Gobierno de Mariano Rajoy porque «hay que recordar que Zapatero dejó 5,5 millones de parados» y defendió su actitud en temas de vital importancia para la Región como la llegada del Corredor Mediterráneo, el diseño del Aeropuerto Internacional y la inversión de cincuenta millones de euros en economía social. Todo ello, lo entrelazó con un discurso compacto y pinceladas brillantes en las que mostró su enfadó en varias ocasiones por lo que consideró que eran ataques sin fundamento por parte de la izquierda que no tenían respaldo en la realidad. Además, se mostró partidario de recordar lo que fue el Ejecutivo socialista para entender las medidas de Rajoy.

Vídeos

  • 1