Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
10:32
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Gómez pide un rescate

  • El líder del PSM solicita a la Asamblea un anticipo de 60.000 euros para pagar a los asesores de su Grupo Parlamentario

  • 1
Un error retrasará el crédito una semana
Un error retrasará el crédito una semana

MADRID- El principal problema de los socialistas madrileños se ha contagiado ya a la Cámara autonómica. La liquidez escasea en las arcas del Partido Socialista de Madrid (PSM), cuyas dificultades para pagar las nóminas de los empleados del partido han dado ya serios quebraderos de cabeza a la dirección del partido. Ahora los números rojos de la formación han teñido también las cuentas del grupo parlamentario liderado por Tomás Gómez, quien el pasado jueves decidió dar un paso adelante y solicitar un «rescate». En un documento remitido a la Mesa de la Asamblea regional al que ha tenido acceso LA RAZÓN, el secretario general del PSM solicita el ingreso de 60.000 euros en la cuenta corriente de los diputados socialistas. Un crédito «que será descontado del monto total de la subvención» anual a la que los parlamentarios socialistas tienen derecho, y será empleado –según el documento firmado por Gómez de su puño y letra– para subsanar «problemas puntuales de tesorería».

Los socialistas llevan intentado desde los últimos días del mes pasado solicitar este particular «crédito» porque, aunque sus diputados tienen garantizadas las 14 pagas que les ingresa puntualmente la Asamblea, el resto de empleados del grupo dependen de la asignación anual a cada partido representado en la Cámara de Vallecas. Asesores, técnicos, personal administrativo... en definitiva empleados de los socialistas que ahora podrían, según fuentes parlamentarias, tener serios problemas para cobrar a fin de mes.

«Los ciudadanos están cansados de que siempre hay dinero para rescatar a los bancos, pero nunca hay dinero para rescatar a los ciudadanos», aseguró ayer Gómez sobre el préstamo que Europa ha concedido a la banca española este fin de semana. «Haz lo que yo te digo, pero no lo que yo hago» es el refrán que parece aplicarse el líder de la oposición en la Comunidad a tenor de los datos,  porque ha solicitado un  alivio para sus cuentas que, de concederse, apenas supondrá el 5,3% de los fondos que le corresponden al Grupo Parlamentario Socialista para este ejercicio conforme a lo estipulado en el artículo 39 del Reglamento de la Asamblea de Madrid.

El presupuesto asignado a los socialistas para 2012 es de 1.130.982,19 euros. De éstos,   489.832,99 euros corresponden a una partida fija a la que tienen acceso todos los grupos parlamentarios en la Cámara autonómica, y la segunda parte –que en el caso del PSM asciende a 641.149,2 euros– se trata de unos fondos variables en función del número de diputados (17.809,70 euros por cada uno de los 36 diputados que conforman el Grupo Socialista esta legislatura).

Deudas millonarias
Un acuerdo de la Mesa de la Diputación Permanente de la Asamblea del 11 de julio de 2011 estableció también que los pagos de estos presupuestos se realizarían semestralmente, de forma que el primer plazo se ingresó en la primera semana del ejercicio económico y la segunda (sobre la que los socialistas solicitan un adelanto) en la primera semana del segundo semestre. Además, el Partido Socialista de Madrid cobró a finales de abril la partida correspondiente a la asignación electoral para esta legislatura.

Fuentes del Grupo Parlamentario Socialista se preguntaban ayer dónde han ido a parar los fondos que se ingresaron a principios de año y recordaron que, a pesar de que despidió a nueve trabajadores del PSM (que la Justicia le obligó a readmitir el pasado enero), a Gómez no le ha temblado el pulso a la hora de hacer hueco en la Asamblea a su ex «número dos», Trinidad Rollán, o para contratar más personal para su gabinete de imagen y comunicación.

«A mediados de abril, cuando los 51 empleados del PSM no habían cobrado aún sus nóminas, Gómez  (que «empeñó» las retribuciones del partido tras pedir un préstamo de un millón de euros) culpó a la consejería de Economía de sus estrecheces económicas. Ahora, que ya ha cobrado, sigue pidiendo adelantos. ¿Qué va a explicar esta vez?», se preguntaba ayer un mediático diputado socialista.


Un error retrasará el crédito una semana
Siete días perdidos. Los socialistas tardarán una semana más en recibir su crédito de 60.000 euros por un descuido burocrático de los diputados socialistas. El error –clave para las economías domésticas de los asesores, técnicos y administrativos del Grupo Parlamentario–, se cometió el pasado 30 de mayo cuando Rosa Alcalá, portavoz adjunta del PSM en la Asamblea, registró la petición de «adelanto» a la Mesa de la Asamblea.
Pero el Reglamento de la Cámara autonómica es muy estricto en estos casos y no fue hasta el jueves pasado, en el momento en que, a las 10:15 horas, quedó registrada la petición –pero firmada por el mismísimo portavoz del partido, Tomás Gómez–, cuando ésta se puso en marcha como trámite burocrático. En el documento el secretario general del PSM reconoce clara y llanamente «problemas puntuales de tesorería».

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA