Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 22 septiembre 2014
04:26
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Los trabajadores del PSM denuncian a Gómez

  • Recomendados por sus sindicatos, recurrirán a la Justicia para reclamar el pago de sus nóminas de mayo. El partido quiere cerrar esta semana la petición de un ERE que dejará en la calle a 17 de sus 51 empledos

  • 1
Sede del PSM en la plaza de Callao, por la que pagan un alquiler de 13.000 euros.
Sede del PSM en la plaza de Callao, por la que pagan un alquiler de 13.000 euros.

MADRID- Tomás Gómez se va a salir con la suya. Después de que la semana pasada el líder del Partido Socialista de Madrid (PSM) solicitara un adelanto de 60.000 euros de la asignación anual que percibe de la Asamblea regional, ayer, la Mesa de la Cámara decidió adelantar  los ingresos correspondientes al segundo semestre. La medida, que no afectará sólo a los socialistas –puesto que la asignación pendiente se ingresará a todos los grupos–, les permitirá ingresar en sus arcas 565.491 euros que ya tienen comprometidos. Y es que el partido solicitó en julio del año pasado un préstamo de un millón de euros al Banco Popular para cuya obtención pignoró las subvenciones públicas que recibiría este año y el que viene. Un aval que ahora la entidad estaría reclamando para amortizar la deuda socialista.

La situación no es sólo desoladora en el parlamento regional, donde los de Tomás Gómez adeudan las nóminas de secretarios y asesores. En las oficinas del partido, en la céntrica plaza de Callao, el panorama económico es más dramático si cabe. Los 51 empleados del partido no han cobrado aún sus nóminas correspondientes al mes de mayo y se enfrentan a una amenaza de ERE que afectará, según los cálculos iniciales, a 17 personas y podría concretarse esta semana.

La situación se ha tornado insostenible; por eso, trabajadores del PSM con los que pudo hablar ayer LA RAZÓN avanzaron que en las próximas semanas interpondrán una demanda contra la dirección de su empresa (dirigida por Gómez) para tratar de poner un punto y final a sus problemas laborales. «Vamos a iniciar los trámites para poner una denuncia contra el partido, es lo que nos corresponde legalmente y lo que nos están asesorando tanto los sindicatos como el comité de empresa», explicó uno de los afectados por los impagos. La actividad para poner en marcha esta reivindicación por la vía judicial continuará hoy y mañana, fecha en que los empleados del PSOE regional están convocados a una asamblea general de trabajadores. «No tenemos perspectivas de cobrar», explicaron los empleados, que han visto como los pagos de sus nóminas se han ido cubriendo hasta el mes de abril con «importantes retrasos» y ni de lejos cuentan con ingresar la paga extra que hasta ahora el partido les había pagado a mediados de junio.

Pero, quizá, lo que más molesta a los afectados es ver cómo las nóminas no son la prioridad de Gómez a la hora de afrontar pagos. «Hay otra serie de gastos, como el alquiler de la sede, que, aunque tarde, sí que se están haciendo», añadieron las mismas fuentes. La situación ha llegado a tal extremo que diputados, miembros del grupo parlamentario regional y algunos trabajadores del PSOE de Ferraz han ofrecido a los empleados del PSM crear un fondo para abonar, al menos, una parte de los salarios que el líder del PSM adeuda.

Los problemas de liquidez de los socialistas madrileños se remontan a hace meses. En agosto del año pasado el partido ya realizó nueve despidos y desde febrero, no han pagado las nóminas con la regularidad debida. Este mes, además, han cortado totalmente el grifo. Hasta ahora habían ido abonando adelantos con parte de las nóminas a los trabajadores que lo solicitaban para afrontar pagos, pero «ya ni eso», aseguró resignado uno de los empleados del partido consultados.

En una reunión extraordinaria convocada por el presidente de la Asamblea, la junta de portavoces  acordó ayer adelantar unas semanas (el cobro estaba previsto para el 1 de julio) el pago de las subvenciones para este año: 565.491 euros que darán liquidez, de momento, a Tomás Gómez.


IU pidió tres veces su «rescate»
Los socialistas no son el único grupo parlamentario en apuros económicos. Izquierda Unida, formación liderada por Gregorio Gordo, también ha pedido a la Asamblea un rescate en forma de adelanto de sus atribuciones públicas. Según informaron ayer fuentes parlamentarias, los de Gordo han solicitado parte de su subvención hasta en tres ocasiones, pero las peticiones habían sido denegadas hasta ahora. La coalición de izquierda recibe anualmente un presupuesto público de 721.359,09 euros de los que ahora percibirá, por adelantado, el segundo plazo.


UN BALCÓN DE 13.000 EUROS MENSUALES
El diputado socialista José Quintana se quejó ayer airadamente de que la petición de «rescate» de su partido hubiera trascendido más allá de los límites de la Asamblea, pero en el partido el runrún no cesa y cada día se suman más partidarios del secretario general que le reprueban el cambio de sede a la plaza de Callao, por la que pagan un alquiler de 13.000 euros.

Vídeos

  • 1