Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
21:59
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Aguirre ajusta el gasto y la oposición tira de crédito

  • 1

MADRID- La reducción de las asignaciones que hasta ahora recibían los partidos políticos en la Comunidad de Madrid ha sacado a relucir dos formas de afrontar dificultades económicas. Aunque el motivo de los «apuros» son muy diferentes según a qué formación política se mire, lo cierto es que toda ellas han ingresado menos dinero en 2012 que en 2011, sin embargo, mientras que por parte del PP, Esperanza Aguirre adelantó ayer que «ajustará los gastos»  e incluso intentará aumentar los ingresos «vía cuotas» a los afiliados; por parte del PSM ya se ha recurrido a aumentar el endeudamiento con créditos bancarios.

El mismo debate que se libra en Europa entre los amigos del ahorro y  la austeridad frente a los partidarios del aumento del gasto aún a costa del endeudamiento, tiene sus representantes en la arena madrileña, con una Esperanza Aguirre que sigue la línea «alemana» que ha tomado el Gobierno de Rajoy y unos Tomás Gómez y Gregorio Gordo (PSOE e IU) que se han propuesto seguir fieles el rumbo que tomó el anterior Gobierno de Zapatero y que ahora defiende el socialismo francés en la UE.

En julio de 2011, los partidos con representación en la Asamblea acordaron –a propuesta del PP– la reducción de un 12,5% del presupuesto destinado a los grupos parlamentarios. Sacar adelante esta medida no fue fácil para los populares que, siguiendo el mandato de Aguirre, quisieron reducir en un 20% el «fijo» de la subvención anual que la Asamblea reparte entre las formaciones. Ya entonces la oposición frenó aquella medida de austeridad. Aún así, con esta medida se ahorraron 485.784 euros en 2011 y  600.800 euros en  este ejercicio.

El siguiente «varapalo» económico llegó, aunque sólo para uno de ellos, con las elecciones. El PSOE perdió seis diputados en una Asamblea que creció en nueve escaños. PP e IU mejoraron sus resultados respecto a 2007 y con ellos la asignación electoral para toda la legislatura, así como la que reciben anualmente por Ley.

Y por si esto fuera poco, la Comunidad acaba de eliminar la subvención que daba a partidos, sindicatos y patronal en la modificación de los presupuestos regionales de 2012, que aprobará próximamente. Su elminación permitirá un ahorro a la Comunidad de 3,9 millones de euros que faltaban por pagar este año.

«Como presidenta del PP tengo que decir que nuestra formación está afectada exactamente igual que los demás» por la decisión tomada por su Gobierno de suprimir las subvenciones a los partidos políticos. Sin embargo, Aguirre adelantó que ayer estuvo hasta dos horas reunida con miembros de su comité de dirección en el PP de Madrid para buscar una fórmula de reducir gastos. Además, la jefa del PP en Madrid habló directamente de aumentar ingresos mediante cuotas. Aunque la decisión de subirlas no estaría aún tomada, lo que sí parece que se han propuesto es cobrar todas ellas. Los populares cuentan en este momento con casi 94.000 afiliados, pero no todos ellos pagan puntualmente la cuota. «Aunque siempre se deja claro que si no están al corriente de pago no pueden votar, al final, si llega un jubilado o alguien en apuros ¿qué vas a hacer?», explicaron ayer fuentes del partido. El resultado es que año tras año se dejan de ingresar miles de euros, algo que ahora quiere cambiarse.

En el caso del PSOE, la respuesta está siendo diferente. Lejos de aminorar gastos, su líder, Tomás Gómez, sigue negándose a apretarse el cinturón. Hasta Aguirre le planteó ayer algo que sus críticos no dejan de reporcharle: que prescinda de la sede de Callao, por la que paga al mes 13.000 euros, ya que –recordó la jefa del PP– está «en una de las zonas más caras de  España y, sin duda, uno de los lugares mejores de Madrid».

Desde febrero, los trabajadores del PSM no cobran puntualmente sus nóminas. Este mes, a día 15, aún no han recibido su sueldo de mayo. Aunque ayer les prometieron un adelanto, la situación no parece que vaya a mejorar. Tan negro está el panorama, que Gómez solicitó la semana pasada a la Asamblea un «rescate» de 60.00 euros con cargo al segundo pago de la asignación anual que recibe de la Cámara regional para, al menos, hacer frente a los honorarios de los asesores y administrativos que trabajan para el Grupo Parlamentario Socialista. También sobre el número 4 de Callao sobrevuela la amenaza de un ERE –que tendrá que solicitar la dirección nacional– y que, de momento, explicaron ayer fuentes del partido, está paralizado.
 

Vídeos

  • 1