Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 01 octubre 2014
12:12
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Dos meses dormida por el extraño «síndrome de la bella durmiente»

  • Stacey Comeford tiene 15 años y a duras penas lleva una vida normal. Para ella los problemas con el sueño son un auténtico drama, ya que el síndrome que padece provoca que se quede durante dormida incluso durante semanas enteras.

  • 1
Stacey Comeford, de 15 años, padece el síndrome de Kleine-Levin (The Mirror)
Stacey Comeford, de 15 años, padece el síndrome de Kleine-Levin (The Mirror)

El cuento de la Bella Durmiente es para esta joven británica una auténtica pesadilla. Stacey Comeford, de 15 años, padece una rara enfermedad conocida como síndrome de Kleine-Levin, que provoca que se quede dormida, de improviso, sin que nadie sea capaz de despertarla.

Estos episodios repentinos de sueño, que los médicos describen como si a la paciente "se le apagara el interruptor", llegan en cualquier momento y, lo que es peor, es imposible saber cuándo remitirán. En ocasiones, Stacey se pasa "sólo" unas horas dormida, aunque sea en los momentos menos apropiados, pero de vez cuando transcurren semanas enteras sin que la joven abra los ojos y sólo entre en un estado de semiinconsciencia para comer.

Cuando despierta del todo, por cierto, lo hace como si en lugar de haber pasado un largo tiempo hubiese transcurrido apenas una noche. Como si fuera, en definitiva, un día normal. "Cuando abre los ojos está convencida de que se durmió el día anterior, y es incapaz de recordar nada, ni siquiera cómo se durmió", relatan angustiados los familiares al periódico The Mirror.

Del último de estos episodios de sueño, el más prolongado y, por tanto, más preocupante para su familia, acaba de despertar justo ahora, en el mes de junio. Stacey se durmió en abril. Se ha pasado dos meses durmiendo plácidamente en su cama.

Una de las enfermedades más raras
El síndrome de Kleine-Levin o "síndorme de la bella durmiente" es una de tantas enfermedades raras de complejo diagnóstico e imposible cura. En su caso sólo hay documentados otros mil pacientes en todo el mundo, aunque en pocos de ellos la enfermedad se presenta con tanta severidad como en el de Stacey.

A ella le ha supuesto, por ejemplo, perderse numerosos exámenes, hasta el punto de quedarse dormida en alguno de ellos, o incluso, en una ocasión, no poder celebrar su cumpleaños, ya que el aniversario le pilló un día en el que estaba durmiendo.

Para intentar paliar los efectos de esta enfermedad rara, y pese al último episodio, los médicos han comenzado a someter a Stacey con un tratamiento con una droga estimulante llamada "modafinil", que le ayuda a mantenerse despuerta, y que por el momento está arrojando buenos resultados.

En el Reino Unido hay documentado algún que otro caso similar al de Stacey, como el de Mitchell Baldwin, de 14 años, que puede dormir durante 22 horas seguidas y únicamente levantarse, como si estuviera en trance, para ir a comer. Algo similar le ocurre a la propia Stacey.

Vídeos

  • 1