Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
21:13
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

El síndic reprocha al Defensor del Pueblo que recurra al TC las leyes catalanas

  • 1
El síndic de Greuges, Rafael Ribó
El síndic de Greuges, Rafael Ribó

BARCELONA- El debate está abierto después de que trascendiera que el síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha realizado 40 viajes internacionales en dos años a destinos como Bermudas, México, Turquía, Canadá o Argentina por su papel como presidente del capítulo europeo del Instituto Internacional del Ombudsman (IIO) y ayer el propio protagonista añadió un nuevo capítulo. En una entrevista a «Els matins» de TV3, Ribó cuestionó en qué centra sus esfuerzos el Defensor del Pueblo, su homólogo a escala nacional y al que Comunidades Autónomas como Madrid se amparan por no tener un defensor autonómico.

«El Defensor del Pueblo tiene una larga lista de peticiones de ciudadanos para que presente recursos al Constitucional sobre temas de extranjería, medio ambiente o que afectan a los derechos sociales. Tengo que decir que en los últimos años, el Defensor del Pueblo sólo ha presentado seis recursos al Constitucional, cuatro de ellos contra leyes catalanas: el Estatut, la Ley de Acogida, el Código de Consumo y la Ley del Síndic. Querríamos que estuviera más atento a los derechos universales de todos», apuntó.

Ribó explicó que está estudiando los decretos ley que el Gobierno ha aprobado para contener el déficit, y se mostró especialmente crítico con la reforma laboral y el decreto sanitario. «El Gobierno español sólo puede tocar temas que sean de extrema urgencia con un real decreto, como dice el Tribunal Constitucional (TC). Si lo que hace es cambiar el sistema de tarjetas sanitarias no se puede considerar de extrema urgencia», consideró Ribó, para añadir que «se aplican medidas que podrían ser producto de una urgencia no justificada porque puede haber lesiones serias de los derechos fundamentales». El síndic trasladará las conclusiones del estudio al Defensor del Pueblo «para que lo estudie y lo presente en el Tribunal Constitucional» porque «yo no puedo ir directamente al TC», y también «lo enviaremos al presidente del Congreso de los Diputados para que lo dé a todos los diputados españoles».

Ribó quiso defenderse de sus viajes internacionales y dejó claro que su intención no es cambiar de estrategia. «Sólo he estado 37 días fuera de mi despacho por viajes al extranjero de los 232 que trabajé en 2011, y la mayoría (de los viajes) eran pagados por otros. Cuando haya una reunión mundial, iré», aseguró. A su juicio, si ahora se cuestionan sus numerosos periplos es porque «creo que existe la concepción de que se debe suprimir la institución».

 

Vídeos

  • 1