Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 19 diciembre 2014
08:57
Actualizado a las 

La Razón

«Los Ramones» vuelven a librarse por falta de pruebas

  • 1
Una jueza ha sentenciado ahora que Ramón S. J. y Juan Ramón M. M. no mintieron durante el proceso de «El Malaguita»
Una jueza ha sentenciado ahora que Ramón S. J. y Juan Ramón M. M. no mintieron durante el proceso de «El Malaguita»

MADRID- Vuelven a librarse de la cárcel, pero la familia de Sandra Palo no piensa cruzarse de brazos.  El Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid ha absuelto del delito de falso testimonio y de desobediencia a «los Ramones», dos de los jóvenes que fueron condenados en 2003 por la violación y asesinato de la joven de Getafe, y que fueron juzgados por mentir ante un tribunal, informa Efe. El tribunal los absuelve atendiendo a la petición su defensa, pero la familia Palo –que pedía para cada uno de  ellos tres años de cárcel y una multa de 1.800 euros–, anunció ayer que recurrirá la sentencia.

La magistrada Carmen de la Cruz Gauna afirma que carece de elementos de prueba que puedan demostrar que los acusados (Ramón S.J. y Juan Ramón M.M.) mintieron ante el tribunal durante su testificación de 2005 en el juicio de «El Malaguita», el único mayor de edad implicado en el crimen. Así, detalla que las únicas pruebas con las que cuenta son «el silencio que guardaron ambos acusados en el procedimiento» y con esta base documental –agrega– «es imposible efectuar un juicio de fondo sobre los delitos imputados».

En  el juicio de «El Malaguita»
Respecto a los delitos de desobediencia, afirma que «no existe base alguna para sustentar la imputación», ya que si bien «en algunos momentos» los acusados manifestaron «ciertas reticencias» a contestar con claridad a las preguntas, tras ser instados por la Sala «llegaron a elaborar un relato bastante completo y detallado de lo acaecido».

El pasado 22 de marzo, la Fiscalía rebajó de tres años de cárcel a una multa de 6.000 euros la petición de pena para los dos jóvenes, acusados inicialmente de los delitos de falso testimonio y desobediencia grave durante su testificación en 2005. En la vista, celebrada en el Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid, ambos se acogieron a su derecho a no declarar pero la acusación particular, que representa a los padres de Sandra Palo, mantuvo su petición de tres años de prisión y una multa de 1.800 euros para cada uno de ellos.

Sin embargo, la fiscal retiró el delito de falso testimonio y desobediencia y sólo mantuvo que ambos incurrieron en contradicciones el 25 de enero de 2005, cuando declararon como testigos en la Audiencia Provincial en el juicio a «El Malaguita».

Los dos procesados, que junto con Rafael F.G., alias «El Rafita», fueron los tres menores que participaron en el asesinato de Sandra, respondieron en el juicio a «El Malaguita» con «las coletillas» de «no me acuerdo» y «declaro lo que ya declaré», mientras que en un juzgado de menores sí se reconocieron autores del crimen.
 

Síguenos en