Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 abril 2014
18:32
Actualizado a las 

La Razón

Entrevistas y Opinión

Cuatro arquetipos de mujer por Marina CASTAÑO

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Cuatro arquetipos de mujer, por Marina CASTAÑO
Cuatro arquetipos de mujer, por Marina CASTAÑO

El otro día, en una entrevista a una conocida actriz/presentadora/bióloga no ejerciente (supongo que ya la habrán identificado),  le planteaba la siguiente pregunta, dada su dilatada trayectoria amorosa: ¿Con cuál de las cuatro protagonistas de la serie Sexo en Nueva York se siente más identificada, con Carrie, que siempre da con el hombre inadecuado; con Samantha, que sólo le interesa el sexo al margen del amor; con Charlotte que busca el hombre perfecto y la boda perfecta, o con Miranda que tiene una visión escéptica y hasta cínica de las relaciones amorosas? Todavía no sé la respuesta, porque el programa aún no se ha emitido, pero, conociendo al personaje, me inclinaría a pensar que  la primera opción será la que elija. Hay personas que la vida sólo les pone al lado a personas equivocadas, que no encajan como las piezas de un puzzle, pero eso existe, ¡vaya si existe! Lástima que no se dé con frecuencia. Nuestro personaje también pudiera parecerse a Charlotte, la que siempre persiguió encontrar el hombre perfecto con quien tener una boda perfecta, pero hasta el momento sigue dando con inadecuados. Y aunque su aspecto de frivolona pudiera así indicarlo, no pensemos que tenga una pizca de Samantha y el sexo por el sexo, porque los sentimientos le pueden. Nuestra chica siempre se enamora, por eso el arquetipo de mujer que representa Miranda no se le parece ni de lejos: el cinismo no cabe en su persona. Es una buenaza, una ingenua, un poco simplona en el mejor sentido de la palabra, porque inteligencia no le falta, lo sé bien, en la facultad de biología sacaba notas excelentes, lo que pasa que eligió un camino equivocado, con hombres equivocados en una vida equivocada.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA