Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
19:09
Actualizado a las 

La Razón

Investigación

Cuál es el objetivo de la expedición por Josep Maria Trigo

  • 1

l ¿Por qué Obama se ha decantado por los asteroides y ha abandonado la Luna y Marte?
–En mi opinión, NEEMO 16 se enmarca en preparar astronautas para la futura exploración espacial de diversos cuerpos en un sentido general, no sólo asteroides. A corto plazo, los asteroides próximos a la Tierra son objetos de gran interés científico y representan un objetivo mucho más cercano que la misión a Marte. Pero a medio plazo el planeta rojo sigue como objetivo científico prioritario y posiblemente se alcance antes del año 2050.

l ¿Qué condiciones encontrarán en estos astros?
–Son cuerpos sin el menor atisbo de atmósfera y, por tanto, las actividades extravehiculares deberán limitarse enormemente para que los
astronautas no sufran niveles de irradiación dañinos. Por otro lado, la microgravedad es un «handicap» dado que en esos asteroides pueden existir grandes rocas que, al estar débilmente cohesionadas, pueden liberarse ante cualquier acción o tensión externa.

l ¿Qué relevancia científica se puede obtener?
–Algunos de estos asteroides, como el que proponemos para la misión Marco Polo-R,
actualmente en estudio por ESA, son muy primitivos y pueden proporcionar información valiosa sobre las etapas primarias de formación del sistema solar, mucho antes de la consolidación de nuestro planeta. Sus materiales serían parecidos a las condritas carbonáceas que estudiamos en los laboratorios del CSIC. También pueden ser fuente de minerales, particularmente metales, algunos difíciles de encontrar en un cuerpo planetario diferenciado como la Tierra.

l ¿Cómo se va a poder fijar un vehículo en asteroide en movimiento?
–Las sondas espaciales deberán alcanzar estos asteroides en geometrías favorables y tras adoptar órbitas en las que las velocidades relativas sean prácticamente nulas para poder abordarlos con seguridad.

l ¿Podrían estas misiones comenzar en 2025 como ha fijado la NASA?
–Estas misiones de exploración tripulada podrían comenzar en 2025, pero otras misiones como Osiris-Rex de NASA o Hayabusa 2 de JAXA ya están en marcha para la exploración robótica de asteroides de naturaleza primitiva. Ahora falta que la Agencia Espacial Europea comprenda que Europa debe apostar por la misión Marco Polo-R y no dejar pasar la oportunidad de crear la infraestructura necesaria para analizar las muestras llegadas de otros mundos.

 

Josep Maria Trigo
Instituto de Ciencias del Espacio-CSIC (www.ice.cat)
 

Vídeos

  • 1