Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
04:04
Actualizado a las 

La Razón

Salvar el euro

ANÁLISIS: El bueno el malo y el peor por Eulalia Rubio

  • 1

Los resultados de las elecciones griegas de este domingo serán determinantes para Grecia y para el conjunto de la Unión Europea. A tenor de los sondeos electorales –que dan un ceñido empate entre el centroderecha (Nueva Democracia) y la izquierda radical (Syriza)– uno puede imaginar cuatro escenarios políticos posibles:

l Syriza gana las elecciones pero no llega a poder formar gobierno.
Sin mayoría absoluta, Syriza deberá buscar aliados en el centro-izquierda o la extrema izquierda. Una alianza con el Pasok es difícil de imaginar, y el Partido Comunista ya ha declarado no querer ninguna alianza con los partidos «reformistas». La única alternativa parece ser el partido de la Izquierda Democrática, una escisión moderada de Syriza. Durante la campaña, Izquierda Democrática ha mantenido una posición ambigua con respecto al memorándum. Una coalición con la Izquierda Democrática podría pues moderar la posición de Syriza. Sin embargo, es bastante improbable que los dos partidos alcancen sólos la mayoría absoluta. En caso de no formar gobierno, la tarea pasaría al líder de Nueva Democracia, que difícilmente podría formar gobierno sin el «bonus» de 50 escaños, con lo que Grecia podría verse en nuevas elecciones.

l  Syriza gana las elecciones y forma gobierno.
–Si Syriza consigue formar gobierno (ya sea sólo o con Izquierda Democrática) habrá que ver qué es lo que decide hacer. En principio, su posición oficial es denunciar el memorándum pero continuar en la zona euro, pero que esto sea posible depende no sólo de Grecia, sino también del resto de los países de la Eurozona. Si Grecia abandona el memorándum y los líderes europeos deciden en consecuencia cesar los pagos a Grecia, Atenas puede mantenerse a flote sola hasta finales de julio. A partir de ahí, es la quiebra, y una probable salida de la zona euro. Otra posibilidad sería que, para evitar una catástrofe mayor, los líderes europeos decidieran mantener Grecia a pesar de abandonar el programa de ajustes, pero es difícil imaginar Alemania y otros países acreedores aceptar una hipótesis tal. En fin, cabe aún la posibilidad que Syriza cambie de opinión y acepte una renegociación del memorándum para aligerar las condiciones de cumplimiento.

l Nueva Democracia gana las elecciones y forma gobierno de coalición con el Pasok.
–Éste es sin duda el escenario favorito de todos los dirigentes europeos. En este caso, el gobierno griego aplicará los acuerdos y pagará a los acreedores europeos. El líder de ND, sin embargo, se ha comprometido en campaña a renegociar los términos del memorándum. Todo parece indicar que habrá algún gesto por la parte de los líderes europeos, probablemente una extensión del calendario de las reformas.

l Nueva Democracia gana las elecciones pero no llega a la mayoría absoluta con Pasok.
–Sería el mismo escenario que después de las elecciones de 6 de mayo. Podrían intentar una coalición con Izquierda Democrática, que mantiene posiciones más abiertas sobre el memorándum.

 

Eulalia Rubio
Investigadora senior de Notre Europe, Bruselas

Vídeos

  • 1