Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 18 abril 2014
04:54
Actualizado a las 

La Razón

Europa

Grecia negocia un gobierno exprés

  • Conservadores y socialistas preparan ya una coalición a la que esperan sumar más aliados. Syriza premanecerá en la oposición para desgastar al Ejecutivo

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Grecia negocia un gobierno exprés
Grecia negocia un gobierno exprés

ATENAS- Grecia no tiene tiempo que perder y sus políticos lo saben. Al día siguiente de unas elecciones que han polarizado el país entre los partidarios y los detractores del plan de rescate de la UE, el ganador y líder de la conservadora Nueva Democracia (ND), Antonis Samaras, se puso manos a la obra. Tras reunirse por la mañana con el presidente de la República, Karolos Papulias, que le encargó la tarea de formar Gobierno, Samaras comenzó la ronda de contactos con el resto de formaciones políticas.

«Voy a tratar de formar un Gobierno de salvación nacional con los partidos que creen en Europa y en el euro», expresó el líder de ND, que en su primera declaración pública tras ganar las elecciones recordó que «no hay tiempo para juegos políticos. El país debe ser gobernado».
Aunque conservadores y socialistas (Pasok) –partidarios ambos de mantener los compromisos de austeridad con Europa– obtuvieron una mayoría cómoda para gobernar (162 de los 300 escaños del Parlamento), creen que el crítico momento que atraviesa el país exige que más grupos políticos participen en las tareas de gobierno. «El consenso nacional es indispensable. Tenemos que resolver el problema [de la formación de un Gobierno] inmediatamente», dijo Samaras. «Voy a empezar a reunirme con líderes de otros partidos y creo que hay espacio para hacerlo», añadió.

El primero en pasar por la sede de Nueva Democracia fue Alexis Tsipras, el líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), que fue el segundo partido más votado enarbolando el rechazo a las medidas de austeridad impuestas a Atenas por la UE y el FMI. El líder izquierdista rechazó la oferta de participar en la coalición de Gobierno y anunció su intención de pasar a la oposición.

Actitud «irresponsable»
El desplante de Tsipras retrasa la formación del Ejecutivo en Grecia, dado que el líder del Pasok, Evangelos Venizelos, insiste en la necesidad de que Syriza también se sume a las tareas de gobierno. En opinión del ex ministro de Finanzas, la actitud de Tsipras es «irresponsable», porque «tú no puedes tener a gente eligiendo la posición cómoda de quedarse en la oposición a la espera de que el Gobierno fracase, o más bien tratando de crear las condiciones para que el Ejecutivo, que es el país, caiga». El líder de los socialistas, que fueron relegados a tercera fuerza del Parlamento, insistió en que hay que acelerar los contactos entre los partidos políticos para pactar un Ejecutivo antes de que termine el día de hoy. «Hemos acordado que el país necesita un Gobierno inmediatamente. Está claro que tenemos que dar una imagen seria tanto en el interior como en el exterior», afirmó Venizelos, que aún no ha deshojado la margarita de pactar con Nueva Democracia o proporcionarle apoyo parlamentario.
A última hora de la tarde, Samaras se entrevistó con Panos Kammenos, líder de los Griegos Independientes, que rechazó entrar en el Gobierno por su oposición al memorándum. A primero de la mañana de hoy, el futuro primer ministro concluirá su ronda de contactos con el líder de Izquierda Democrática (Dimar), Fotis Kuvelis, que critica la política de austeridad, pero es un fuerte defensor de que Grecia permanezca en el euro.

 

Dos reuniones, un acuerdo
El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, se reunió ayer primero con Alexis Tsipras,  dirigente de Syriza, la segunda fuerza más votada, quien le dio su negativa. Sin embargo, Evangelos Venizelos, del Pasok, se mostró mucho más proclive.
 

Vídeos

  • 1