Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
20:54
Actualizado a las 

La Razón

Arte

Inician las obras del Centro Botín en Santander

  • El Centro de Arte Botín de Santander, cuyas obras se inician el próximo jueves, estará construido para marzo de 2014 y atraerá a 200.000 visitantes al año, con una actividad que contribuirá al mantenimiento de 650 empleos en Cantabria.

  • 1

 Inician las obras del Centro Botín en Santander, el "edificio tolerante de la bahía de Santander", un edificio suspendido

 El presidente del Banco Santander y Renzo Piano han colocado la primera piedra del nuevo Centro de Arte y Educación Botín de la capital cántabra en un acto celebrado frente a la bahía de la ciudad. El detalle simbólico de la jornada fue la retirada de la valla que separa el mar del centro de la capital cántabra, separados hasta hoy por el parking de la terminal del ferry y que supone el inicio de la conclusión, el desenlace de esta obra que ha sufrido varias modificaciones y desplazamientos de escasos metros hacia el norte y hacia el sur, desde que se iniciara a hablar de ella hace ya dos años.

Tras varias presentaciones, Emilio Botín confirmó nuevamente la fecha de la inauguración, prevista para el uno de junio de 2014, año de celebración del 50 aniversario de la fundación. Sin embargo, el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, se atrevió a corregir a los presentes anunciando el fin de las obras de su empresa cuatro meses antes de lo previsto, el 28 de febrero de 2012.

 Renzo Piano, ganador del premio Priztker de arquitectura, inaugura su trabajo en nuestro país con este futuro centro de arte y auditorio de 7.000 m2 y 77 millones de euros. El edificio, compuesto por dos volúmenes, a la izquierda la galería y a la derecha un auditorio, se alzará a cuatro metros por encima del nivel del suelo para liberar el espacio de la planta baja al uso público y no romper con el panorama ni la llegada de la luz de la bahía, mientras que la altura máxima, de 20 metros, no superará el techo de las copas de los árboles para no modificar el perfil urbano. El debate social suscitado durante este tiempo en torno a la ubicación elegida por la Fundación para la implantación del Centro de Arte ha generado modificaciones sustanciales al proyecto. El diseño quedará finalmente definido por un gran túnel de más de 200 metros de longitud, que soterrará el tráfico rodado y la conexión de los vecinos jardines de Pereda con el mar. Atrás queda la primera pasarela que por el aire conectaría los jardines con el centro cultural, mientras que el área verde sumará 22.000 m2 a los 20.000 actuales y se eliminará el aparcamiento que separa a día de hoy el bulevar del mar.

 Al acto, presidido por Emilio Botín, acudieron, José Llorca Ortega, presidente de Puertos del Estado; José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura; Íñigo de la Serna, alcalde de Santander; Ignacio Diego, presidente del Gobierno de Cantabria y el autor del proyecto Renzo Piano; amén de un pequeñísimo pero ruidoso grupo de manifestantes (una docena) que protestaron contra el emplazamiento del nuevo Centro. El autor del proyecto destacó que su diseño está pensado para disfrutar de la bahía y de la "luz mágica de estos días de Santander, en los que mirando al mar pareces quedar suspendido". No interpretó las protestas como una oposición, sino como una forma de debate y participación, "un valor y no un problema", dijo. Quizá porque su vida en la Universidad italiana en los años siguientes al mayo francés le hayan curtido o por el rechazo inicial que provocó el centro Pompidou: "tardé diez años para que me disculparan. Incluso me escondía en los taxis", dijo. 

Reproducir la luz y repetirla
La bahía quedará enmarcado por este edificio transparente y que ha renegado del acero o el cemento por la agresividad que estos materiales tendrían "con la luminosidad sutil de Santander. Es un edificio tolerante", explicó Piano. Las modificaciones sumarán entre túnel y nuevo parque, un tercio del coste final del proyecto, que quedará definitivamente enclavado al lado de la vieja grúa y como continuación de la calle del mercado de la capital. "La arquitectura es una profesión peligrosa hay que aceptar los debates porque no siempre se encuentra la solución inmediata. Lo que teníamos claro desde el principio era la luz, la magia de la bahía santanderina", declaró Piano. El arquitecto genovés, acostumbrado a trabajar con la luz en otros centro culturales como el mencionado Pompidou, el Auditorium de Roma o la Morgan Library de Nueva York, destacó la piel cerámica que recubrirá el edificio, otra concesión a la luminosidad. Unas 360.000 piezas blancas, imitación madreperla, para llevar los reflejos del agua hasta el entorno y el interior de las galerías, mientras que el espacio intermedio entre los dos edificios se convertirá en un plaza interior multifuncional y un "pinball", un área de pequeñas plazas y pasarelas bautizadas de este modo por el equipo. 

Aspirante a crear un efecto Guggenheim en la capital cántabra, según su mecenas, el Centro atraerá a unos 200.000 visitantes anuales. El Centro Botín está destinado, destacaron varios de los asistentes, a ser punto de inicio de transformación de la bahía y una nueva puerta de entrada cultural del eje cantábrico, junto a Bilbao, además de ser la próxima sede del Mundial de Vela de 2014. Mantendrá, además, según un estudio de impacto socio económico elaborado por Deloitte, 650 empleos por temporada y creará en los dos años de construcción 1.400 empleos, 900 de ellos en la región de Cantabria. Una vez inaugurado, el centro tendrá 2.500 m2 para exposiciones que contarán con una inversión anual de 12,5 millones de euros y cuya dirección queda pendiente de resolución, aunque sí se sabe que dependerá de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación, presidida por Vicente Todoli. Hoy a partir de las ocho de la tarde está previsto que abra por primera vez abierto al público el nuevo espacio con el primer acto cultural del centro: el concierto del saxofonista, Ray Gelato.

 

.

Vídeos

  • 1