Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 30 agosto 2014
18:11
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

La hora de los sindicatos por Manuel CALDERÓN

  • 1

Después de semanas de huelga en las cuencas mineras, de violentos enfrentamientos en Asturias y León y ante la perspectiva de que este conflicto no vaya a amainar, incluso se recrudezca, alguien debería tomar la iniciativa para que las partes se puedan sentar en una mesa y hablar. Es la hora de que los sindicatos, de fuerte implantación en este histórico sector, den un paso para retomar el diálogo, si es que no quieren perder el control de la situación, lo que sería enormemente peligroso, incluso recriminable, para los intereses de todos. A diferencia del conflicto de la minería en Gran Bretaña de los años 84 y 85, cuando Thatcher aguantó una huelga de  un año                  –después de hacer acopio de recursos–, en el caso español el paro puede ser tan indefinido como estéril, pues no perjudica el suministro energético ni otros servicios. Desgraciadamente, el carbón español ya no es necesario para mantener activo el aparato productivo. Lo saben los mineros y por eso protestan y tal vez la violencia que  muestran sea fruto de esta frustración sin futuro. Por esto es la hora de los sindicatos. Ayer, el Senado aprobó  los Presupuestos Generales del Estado, que incluían los recortes a las   ayudas a la minería, que suponen un  63% menos, a la espera de la desaparición de esta subvención en 2018, según estipula la Unión Europea.  Sería distorsionar la realidad que la minería, precisamente cuando está tocando a su fin, acabe siendo el símbolo de todas las protestas en una España que lleva con resignación una crisis que no tiene fin.
 

Vídeos

  • 1