Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 23 noviembre 2014
20:58
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

La recogida de basura diaria en la cuerda floja

  • El Ayuntamiento de Madrid estudia eliminar la recogida de basuras un día de la semana y bajar la tasa. El descenso en la cantidad de los residuos  motiva esta medida de ahorro, que ya han aprobado en ciudades como Londres o Berlín
     

  • 1
La recogida de basura diaria, en la cuerda floja
La recogida de basura diaria, en la cuerda floja

MADRID- La alcaldesa de la capital, Ana Botella, encontró ayer otro fleco que recortar para hacer más eficiente la administración municipal: la recogida de basura. Madrid es «de las pocas capitales europeas, sino la única», y una de las pocas ciudades del mundo en las que se recogen los residuos domésticos a diario y Botella planteó que, si se redujese esa frecuencia, se podrían ahorrar unos millones más para las exiguas arcas consistoriales.

Según explicó la regidora en una entrevista a RNE , «salvo el 24 y 31 de diciembre, el servicio funciona todos los días» y se está estudiando si sería viable «reducir la recogida». Esto supondría, además del ahorro para la ciudad, un recorte de la tasa de basuras que pagan los madrileños. «Vamos a disminuir el coste, probablemente, de la tasa», señaló Botella, que explicó que la bajada del precio del servicio también estará vinculada con los nuevos pliegos de condiciones que se elaborarán para la renovación de contratos.

Así, a finales de año, que es cuando terminan los actuales convenios, se introducirá el nuevo modelo de contratación pública que actualmente se está implantando como prueba piloto en la limpieza y mantenimiento de zonas verdes en varios distritos y que introduce la productividad como baremo de exigencia a las empresas. «En lugar de contemplar que la empresa contrate a un número determinado de trabajadores, se fijarán resultados para garantizar una serie de objetivos de calidad, con independencia del número de trabajadores o de máquinas», detalló la alcaldesa.

Al hilo de las palabras de Botella, el delegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, consideró que no es nada extraño plantear la reducción de los días en que se recoge la basura en la capital puesto que, como consecuencia de la crisis, el volumen de residuos retirados ha disminuido un 3,73 por ciento de enero a mayo, según los datos municipales.

A esto se añade que, el año pasado, la cantidad total de toneladas de basura que se retiraron de la ciudad alcanzó niveles similares a 1996. Aquel año se recogieron un total de 1.212.093 toneladas de residuos y en 2011 fueron 1.200421 las toneladas retiradas. Hay que tener en cuenta que en 1996 el censo de la capital era de 2.866.850 habitantes y actualmente suma 3.269.861 madrileños.

Además, el descenso acumulado desde el año 2008 se sitúa en torno al 17 por ciento y en 2012 continúa la tendencia. Cada madrileño generó el año pasado casi 60 kilos de basura más que en 2007. También hay que tener en cuenta que ahora hay empresas y entidades que gestionan sus residuos a través de empresas gestoras autorizadas privadas, mientras que en 1996 todos los residuos eran recogidos por los servicios municipales. Lo mismo ha ocurrido con residuos como el papel, que actualmente se desvía a gestores privados autorizados y que, además, se ha reducido significativamente los últimos años –25% en 2011 y 12% en 2010–.

Sin estimación de ahorro
Con todo, De Guindos aseguró que es una cuestión todavía en estudio, por lo que no se ha hecho aún una estimación del ahorro que supondría reducir el número de días en los que se recoge la basura ni cuánto afectaría a la tasa que se paga al respecto. Según recordó, el Ayuntamiento de Madrid recauda por la tasa de basuras 156 millones, mientras que el coste del servicio de retirada de residuos cuesta 164 millones de euros. Es más, en caso de que el ahorro no supere la diferencia entre la recaudación y el coste, la tasa de basuras podría no variar, puesto que, «cuando se cobra una tasa, el máximo es el coste de la prestación del servicio», explicó al respecto el delegado de Economía y Empleo, Pedro Calvo.

Desde el consistorio también recordaron que otras grandes capitales del mundo no tienen un servicio de recogida diario. Así, tanto en Londres como en Dublín, la basura sólo se recoge una vez por semana. En el caso de Bruselas, se retiran los residuos de distinto tipo semanalmente y en Fráncfort la frecuencia de recogida varía según las zonas de la ciudad. Al otro lado del océano, Nueva York recoge su basura entre dos y tres veces por semana y nunca en días festivos. Y, en Sidney, cada día se recoge un residuo distinto, entre orgánicos, papel y cartón, vidrio, envases y el resto.
 

Vídeos

  • 1