Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
22:51
Actualizado a las 

La Razón

Noticias Eurocopa 2012

Entorno de protección

  • Del Bosque intenta aislar de las críticas a losjugadores, que secundan cada decisión de su técnico

  • 1
Víctor Valdés, portero del Barcelona y de «La Roja», saluda al público antes de uno de los entrenamientos de la Selección en Gniewino
Víctor Valdés, portero del Barcelona y de «La Roja», saluda al público antes de uno de los entrenamientos de la Selección en Gniewino

Gniewino- «No entiendo las críticas al míster ni las comparto», dice Víctor Valdés. Los internacionales españoles y el seleccionador han creado una burbuja de protección que los ayuda a aislarse del ruido mediático, de las críticas y de las dudas. Ellos confían en su estilo, en sus cualidades y en su fútbol. Y se protegen unos a otros. «El míster intenta aislarnos de lo que se dice y transmitirnos confianza en lo que hacemos», insiste el guardameta del Barcelona. «Lo peor que podemos hacer es dudar de nuestro estilo», asegura Vicente del Bosque. Pero él no duda y sus futbolistas, tampoco. «Tenemos confianza y ganas de llegar lejos. Tenemos la esperanza de volver a dar una ilusión muy grande a la gente».

España sólo ha brillado en el encuentro ante Irlanda, pero ha superado la primera fase con dos victorias y un empate, primera de grupo y con los mejores números de la competición en ataque y en defensa. Por eso, a la Selección se le hacen difíciles de entender las dudas. «Podemos perder, claro que podemos perder. No hay nadie que sea imbatible, pero después del partido contra Irlanda era todo una maravilla y ahora parece otra cosa», lamenta el técnico. «Estamos en una época de extremismos, no hay término medio», insiste.

Ni un reproche
Del Bosque protege a su grupo, no ha habido un reproche público a sus futbolistas desde que se hizo cargo de la Selección. «Hay cosas a las que hay que poner remedio, pero eso lo tengo que hablar con los jugadores», es lo más duro que se le ha escuchado en una sala de prensa. Y los internacionales le responden con una fe ciega. «Yo creo que el míster ha acertado en todo desde que llegó a la Selección. Hay que apoyarle», dice Víctor Valdés, uno de los jugadores que todavía no han debutado. «Las cosas pueden salir mejor o peor, pero los resultados están ahí», insiste. «Estamos al margen de las polémicas», confirma Jesús Navas. «Tenemos confianza en el míster y sólo pensamos en el juego».

Lo que dijeron ayer Víctor Valdés y Jesús Navas ya lo habían comentado otros integrantes de la Selección, como Xabi Alonso y Fernando Torres. «La táctica fue fantástica, todas las decisiones del míster son correctas», dijo después del empate ante Italia en la primera jornada el centrocampista del Real Madrid. «Tenemos muchas opciones y cualquier decisión que tome el entrenador va a ser la correcta», comentó Fernando Torres sobre su presunta titularidad antes de enfrentarse a Croacia. Incluso Juan Mata, que aún no ha disputado un minuto en la fase final, reconoce que la labor del seleccionador es muy complicada. «Para él también debe de ser difícil elegir entre veintitrés jugadores. Lo tiene que pasar mal», afirma el campeón de Europa con el Chelsea.

Víctor Valdés sabe que sólo una desgracia de Casillas, una lesión o una sanción, podría hacerle jugar en este torneo. Igual que Pepe Reina. Pero Vicente del Bosque los pone siempre como ejemplo de apoyo al grupo. «Tenemos tres porteros que son excepcionales, el del Liverpool, el del Barcelona y el del Real Madrid, pero sólo puede jugar uno. Tenemos mucha dificultad para cambiar y, sin embargo, su comportamiento es exquisito», dice el seleccionador. «Desde el primer día que tuve la suerte de pisar la Selección sabía cuál era mi rol», asume Valdés. «Me debo a mis compañeros y al técnico, que confía en lo que puedo aportar. Y el día que me toque jugar lo haré todo lo bien que pueda por el bien del equipo», añade. En «La Roja» cada uno conoce su función y ése es uno de los secretos del éxito.

 

El apoyo desde el banquillo
Sólo Portugal y Alemania han utilizado menos jugadores que España:  quince. Uno más ha alineado Del Bosque al hacer debutar en el encuentro ante Croacia a Negredo. Sin embargo, los futbolistas que no juegan no crean mal ambiente ni se hunden hasta el punto de resultar inútiles para el seleccionador. Quizá porque a Del Bosque le duele que aún haya tantos jugadores que no se han estrenado. Valdés, Reina, Juanfran, Albiol, Pedro, Mata y Llorente continúan esperando su turno. «Ése es un asunto que tenemos pendiente», dice sobre el debut del delantero del Athletic. Pero los jugadores están preparados para todo. «Es un privilegio estar aquí. Tienes que saber que debes esperar tu oportunidad para que el entrenador confíe en ti. Si no puedes jugar, hay que intentar aportar desde fuera», asume Cazorla, suplente habitual, aunque disputó unos minutos ante Irlanda. «Los que no juegan sabes que siempre se llevan un disgusto por no poder ser titulares aquí cuando en sus equipos son titularísimos, pero gracias a ellos este equipo funciona bien», reconoce Del Bosque.
 

Vídeos

  • 1