Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 22 julio 2014
09:22
Actualizado a las 

La Razón

Exteriores

Don Juan Carlos: «Estoy orgulloso de vosotros»

  • El Rey se reunió ayer con los pescadores y los guardias civiles que sufren el acoso de las autoridades de Gibraltar por el conflicto pesquero

  • 1
El Rey visitó el buque oceánico «Río Segura» en Algeciras y la Comandancia  de la Guardia Civil
El Rey visitó el buque oceánico «Río Segura» en Algeciras y la Comandancia de la Guardia Civil

Ir, escuchar y respaldar. En estos puntos focaliza la Casa Real el viaje del Rey ayer a Algeciras. Y, por su parte, es sobre todo en ese último aspecto donde convergen tanto pescadores como miembros de la Guardia Civil. «Ha sido una inyección de ánimo y motivación», asegura Antonio Delgado, secretario nacional de la AUGC destinado en Cádiz.

Tras la ruptura el pasado marzo del acuerdo por el que los pescadores españoles pueden faenar a más de 225 metros de la costa del Peñón, ambos sectores han duplicado sus funciones: además de trabajar, deben defenderse de los hostigamientos por parte de las patrulleras de la policía gibraltareña. 

Estos meses conflictivos han supuesto que la visita del Monarca se haya considerado clave al ser la más alta representación del Estado. Y aunque el desplazamiento al Centro de Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras estuviera programado desde finales de febrero –antes del conflicto pesquero en la Bahía de Algeciras–, éste ha generado demasiada expectación como para que el Monarca se mantuviera al margen. «Estoy aquí porque he querido escucharos personalmente. Os apoyamos y trabajaremos por vosotros», les dijo ayer Don Juan Carlos a los pescadores en la Comandancia de la Guardia Civil. Al término del encuentro, durante el brindis con vino español, el Rey levantó la copa por los miembros de la Guardia Civil. «Estoy orgulloso de vosotros. Enhorabuena».

Fue a las 13:00 horas  cuando el Monarca aterrizó en el muelle de Isla Verde, tras haber viajado a Jerez en avión y hasta Algeciras en helicóptero. Allí le recibió la tripulación del buque «Río Segura», la compañía de honores de la Guardia Civil –a los acordes del himno nacional–, y el director general del Instituto Armado, Arsenio Fernández de Mesa. Vestido con uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, sin muleta, y acompañado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, accedió a la cubierta de popa de la embarcación donde descubrió la placa conmemorativa de la visita. Tras asistir a una explicación acerca de las labores del buque, con más de 11.000 millas de autonomía, entre las que se encuentra el control marítimo ante el narcotráfico, la inmigración ilegal, la lucha contra el terrorismo y la protección ambiental, Don Juan Carlos se trasladó a la Comandancia de la Guardia Civil, donde también asistió a una charla respecto al servicio de la unidad.

Al término de estas visitas el Rey se reunió con los pescadores y patrulleros de la zona, a la que asistieron 14 personas entre miembros del sector y autoridades como  el ministro del Interior, Jorge Fernández, el secretario general de pesca, Carlos Domínguez Díaz, y el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce. «En este encuentro los pescadores le han transmitido su agradecimiento por su presencia, han reconocido la labor de la Guardia Civil y han asegurado que en todo momento han mantenido la coordinación adecuada con las esferas del Gobierno», describen fuentes de Zarzuela presentes en la audiencia. «Y, por supuesto, le han trasladado su grave situación por el conflicto pesquero». El Monarca escuchó con atención los testimonios de los representantes de los trabajadores que operan en 60 barcos, y de los que dependen el sustento de 300 familias.

Las mismas fuentes aseguran que se mostraron respetuosos en todo momento no sólo con las normas españolas, sino también con las comunitarias, pero que «ellos necesitan seguir faenando».  Por este motivo le han pedido colaboración con el Gobierno para que solucione cuanto antes esta situación.

No sólo el Monarca se ha mostrado dispuesto a trabajar en esta línea con el Ejecutivo, sino que tanto el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, como el titular de Agricultura y Pesca, Miguel Arias Cañete realizaron estos últimos días declaraciones apoyando la visita del Rey a Algeciras, que se produce una semana después de que los duques de Wesssex viajaran a Gibraltar. Si para García-Margallo y para el ministro de Defensa, Pedro Morenés, la visita ha sido «un acierto»,  Arias Cañete consideró  que el Monarca ha querido manifestar «su apoyo a un cuerpo que tiene el cariño y respeto de los españoles». No obstante, desde Zarzuela aseguran que esto no significa que la Corona haya trazado una «hoja de ruta» inmediata, sino que la intención del Monarca ha sido demostrar que tiene su apoyo. «Y lo ha manifestado delante de dos patas fuertes: el ministro del Interior, el director de la Guardia Civil y el secretario general de pesca».

Vídeos

  • 1