Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 21 diciembre 2014
23:13
Actualizado a las 

La Razón

«La caverna de los sueños»: El cine del Paleolítico

  • Dirección y guión: Werner Herzog. Canadá-EE UU-Francia-Alemania-Gran Bretaña, 2010. Duración: 90 minutos. Documental.

  • 1

Más allá de lo real, Herzog encuentra una quimera: en el pasado, impresa en las cuevas secretas de Chauvet (Francia), hubo una expresión del protocine, unas pinturas rupestres que secuestraban secuencialmente el movimiento, que le daban profundidad. Qué mejor técnica que el 3D para regalarle al espectador la posibilidad de estar presente en un lugar ahora  cerrado al público y al que Herzog pudo acceder, seis días y bajo condiciones de rodaje restringidas, gracias al beneplácito del ministro de Cultura francés. Hermoso material en bruto que, en relieve, nos conecta con una visión cósmica del hombre, y nos hace mirar el mundo de hoy de una manera insólita. Es el modo en que Herzog se acerca al documental, buscando elementos excéntricos que puedan redefinir nuestra noción de realidad: alrededor de las cuevas Herzog organiza un pase de modelos en el que paleontólogos y científicos se conjuran para existir en una fauna única e irrepetible, que ratifica la impresión de otredad que Herzog escarba en lo que conocemos. A veces se le va la mano, pero en verdad lo que le hace distinto es su capacidad incombustible por ver el revés de las cosas. El hombre que pisó un volcán cuando parecía que estaba a punto de estallar (y no lo hizo), el hombre que presentó el fondo del mar como un universo extraterrestre, el que nos hace acariciar el Paleolítico con los ojos.

 

Síguenos en