Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 abril 2014
21:00
Actualizado a las 

La Razón

Energía

Los perjuicios del carbón al medio ambiente

  • La decisión del Gobierno de retirar las ayudas al carbón supondrá reducir  costes, disminuir la emisión de gases contaminantes y minimizar así las inversiones  en compras de derechos de emisión
     

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Los perjuicios del carbón  al medio ambiente
Los perjuicios del carbón al medio ambiente

T  oda la solidaridad que en un principio pudieran despertar los mineros entre la población por la decisión del Gobierno de retirar las ayudas al carbón ha ido esfumándose a medida que han ido incrementándose las protestas violentas de unos pocos. El sector se queda malparado, eso es cierto. Sin embargo, las ayudas que dio el anterior Gobierno, dentro del Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón, concluían en 2012, con la posibilidad, sólo eso, de que esta medida, aprobada en marzo de 2006, que ha primado a las térmicas que utilizaban carbón nacional para producir electricidad se pudiera extender como máximo hasta 2014. Tres son los motivos fundamentales: el carbón nacional es de peor calidad que el importado, más contaminante y más caro.
Pero vayamos por partes. La entrada forzada en el sistema de la producción procedente de las centrales con restricciones por garantía de suministro (de 2010), cuya finalidad es mantener en funcionamiento el parque generador de centrales de carbón autóctono, ha alterado el funcionamiento de aquellas tecnologías que se ven desplazadas por ella, esencialmente, otros carbones y ciclos combinados.
Sólo en 2011, las ayudas al carbón autóctono que se dieron, costaron 393,8 millones de euros, según el Informe Anual de Supervisión del Mercado Eléctrico, que publicó la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Asimismo, contribuyó a que las emisiones de CO2 del régimen ordinario del sistema eléctrico aumentase en un 35 por ciento. Lo que a su vez, también tiene consecuencias nefastas para la economía y aleja aún más a España de los compromisos medioambientales adquiridos. Ya que en los últimos cinco años se han destinado 770 millones de euros a la compra de derechos de emisión, según los datos del Ministerio de Agricultura publicados la pasada semana en este semanario.

Incoherencia
Algo a todas luces incoherente como bien explica Mar Asunción, responsable de la campaña de Cambio Climático de WWF. «No sólo hay argumentos cuantitativos, sino también cualitativos. El carbón es la fuente productora de electricidad más emisora de CO2 y las  ayudas y privilegios que se han dado al carbón nacional resultan incoherentes. Es incoherente pagar por las emisiones de CO2 y primar a su vez el carbón», afirma Asunción.
«No es que no nos importen los mineros –prosigue–, es que, como propusimos en 2010, lo que hay que hacer es un plan que diversifique las actividades en estas zonas. Ese dinero se podría haber utilizado y se puede invertir en eficiencia energética y renovables y así crear empleo. Seguir subvencionando el carbón, es como dijimos hace dos años, pan para hoy y hambre para mañana y eso lo estamos comprobando hoy. Es insostenible económica y medioambientalmente».
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA