Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 26 noviembre 2014
10:57
Actualizado a las 

La Razón

Entrevistas y Opinión

Francisco Pérez Caballero: «El asesino se siente orgulloso de sus actos»

  • La lectura de «Dossier negro» acongoja. Conocer tan de cerca a los peores asesinos de nuestra historia y el porqué de sus crímenes es, además de interesante y entretenido, inquietante porque, como dice el autor, un asesino se diferencia muy poco de usted.
     

  • 1
«El asesino se siente orgulloso de sus actos»
«El asesino se siente orgulloso de sus actos»

- Acaba de publicar «Dossier negro». ¿Quiénes aparecen en este libro?
-Los personajes que han marcado mis investigaciones durante diez años. Nos movemos en una horquilla que va desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Aparecen desde el  «hombre del saco» de Gador, que da lugar a la leyenda del «hombre del saco» que todos conocemos, hasta el asesino de la Baraja, del que cubrí todo el proceso judicial. Se trata de un libro en el que se han empleado muchas horas de investigación. 

-Dice que los crímenes de Jarabo lo cambiaron todo. ¿Por qué?
-Porque hasta entonces, hablamos del año 1958, en España se tenía la idea de que el asesino en serie, el que mata por una razón banal, no existía en nuestro país. Es el primer criminal al que la justicia española califica de «psicópata desalmado», término que hoy se usa constantemente. Por eso digo que se trata de un punto de inflexión en nuestra historia criminal.

-¿Qué hace que un hombre o una mujer normal se convierta en un asesino múltiple?
-Siempre defiendo que el mal existe, aunque a nosotros nos de miedo o pudor reconocerlo. El asesino básicamente es un ser malvado. Ahora bien, ¿qué empuja  a esas personas a convertirse en lo que son? Cada uno tiene sus motivos, los hay que lo hacen por superstición, por placer, por miedo…

-¿El asesino nace o se hace?
-Es una mezcla de todo, de un entorno negativo y de una predisposición genética. Por desgracia no existe una fórmula matemática que nos diga quién será un asesino y quién no, eso no se detecta en un análisis de sangre. 

-Muchos dicen que existe un gen que predispone al asesinato.
-Se ha hablado mucho del cromosoma de la criminalidad, el llamado «xyy»,  que es una alteración del cromosoma sexual masculino. Algunos mantienen que ese cromosoma genera individuos más violentos de lo normal, pero no todos los que tienen este problema se convierten en asesinos, ni mucho menos.

-¿Un asesino es un enfermo?
-No. Hay algunos casos de asesinos que son enfermos mentales, pero la mayoría mata porque quiere hacerlo, no por locura. Los asesinos en serie gozan matando. ¡Ojo con tildarlos de locos porque eso disminuye su responsabilidad penal! El asesino suele ser mentiroso y mirar al resto de la sociedad por encima del hombro porque se siente orgullosos de sus actos. 

-En su libro aparece algún criminal que mataba para curar, como el célebre «sacamantecas».
-Hay una larga tradición de «sacamantecas» o «vampiros» en el mundo.  Eran personas que mataban para obtener la sangre y las grasas de sus víctimas porque creían que con las cremas y pociones que hacían con aquello se curaban enfermedades como la tuberculosis. 
 

Vídeos

  • 1