Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 21 diciembre 2014
01:07
Actualizado a las 

La Razón

A Rubalcaba se le revuelve el patio socialista

  • Preocupados por el estancamiento del PSOE, algunos barones proponen crear un «consejo de notables»

  • 1
Rubalcaba se enfrenta a las consecuencias del desastre electoral del pasado 20-N
Rubalcaba se enfrenta a las consecuencias del desastre electoral del pasado 20-N

MADRID- Esta historia no va sólo de «chaconistas» y «rubalcabistas». Aquella batalla se cerró en febrero de 2012 y las que tengan que venir, que vendrán seguro, tendrán o no otros protagonistas. Todo dependerá del devenir de los acontecimientos y también, por qué no, de la evolución de las encuestas. Las encuestas, siempre las encuestas. En el PSOE, unos se las beben, otros las temen, otros las usan como marcador de tendencia y algunos las manejan como arma arrojadiza contra los que dictan la estrategia. Y como las últimas publicadas anotan un claro desgaste del PP que no rentabiliza el PSOE, sino IU y UPyD, hay una honda preocupación sobre el futuro. Dicho de otro modo: Rubalcaba tiene el patio revuelto.

Cinco meses después del Congreso Federal de Sevilla la batalla vuelve a girar en torno a un liderazgo que unos sostienen que no tira de una marca que hundió el «zapaterismo» y otros defienden que por culpa de una oposición equivocada.

Proceso interno
El caso es que ambos confluyen en que cuanto antes, y  debido al escenario de inestabilidad económica que podría llevar –o no– a un adelanto electoral, el PSOE debe abrir un proceso interno para elegir al que será su próximo candidato. Entre una y otra parte, la dirección federal llama a la responsabilidad interna en un momento de extrema gravedad para España, y reduce las críticas a una mera estrategia personal del secretario general de Madrid, Tomás Gómez, para posicionarse como «la izquierda del PSOE» y allanar su salto a la arena nacional.

Se equivocan si creen en Ferraz que todo se reduce a eso. Lo que aquí se cuenta no va de la guerra abierta que Gómez libra con la dirección federal, sino de una operación de calado. Y es que, en los territorios, hay secretarios generales que apoyaron en su día a Alfredo Pérez Rubalcaba frente a Chacón, y hoy admiten sin ambages que, de momento, la opción ganadora no está dando el resultado esperado.

Sea porque los españoles tienen muy ligada su imagen a la de Zapatero, sea porque ha pasado aún poco tiempo desde el mayor desastre electoral de la historia del PSOE, sea por la escasa solidez del equipo del que se ha rodeado, en las federaciones hay bastante coincidencia en que el socialismo precisa cuanto antes de un revulsivo y de un candidato claro. Hay quien, incluso, está decidido a constituir, a primeros de año –si la tendencia electoral no cambia– un «consejo de notables» para redefinir proyecto y liderazgo. Si la marca no remonta, «hay que plantearse, a principios de 2013, que el enfermo tiene que pasar por quirófano». Y el cirujano –o controlador del proceso de redefinición– no puede ser, según este interlocutor, el actual secretario general, decida o no después presentarse al proceso de primarias.

Conferencias en otoño
La dirección federal, con Rubalcaba al frente, esgrime en su descargo que las tendencias electorales no se cambian en cinco meses y que el partido celebrará el próximo otoño sendas conferencias, una orgánica y otra política, donde se sentarán las bases del socialismo del futuro y de las primarias en las que se elegirá candidato.

Pero la operación que proponen algunos va más allá de eso, pues lo que quieren es que los tótem del socialismo, los referentes del partido se impliquen en la curación del enfermo. De momento no hay nombres, pero todo el mundo sabe quién y quién no tiene aún ascendente sobre el partido.


La oposición interna
Gómez pide primarias
E. L. P.
Madrid- En medio de este debate soterrado e incipiente, es cierto que ha salido al mismo tiempo a la palestra el contestatario Tomás Gómez, que se resiste a respetar la autoridad de Rubalcaba. Un día cuestiona su trabajo de oposición, otro critica su disposición al acuerdo con el Gobierno y al siguiente le compara con un «boxeador desorientado». Su pulso a la dirección federal es diario. Tanto que fue el primero que hace ya un par de semanas habló sin ambages de adelantar el proceso de primarias cuanto antes para elegir candidato. De seguir con la estrategia dictada por Ferraz, el secretario general ve al PSOE más pronto que tarde en la situación del PASOK, que en las últimas elecciones griegas ha quedado como tercera fuerza política.
Gómez es contrario a cualquier pacto con el PP en las actuales circunstancias y lo ha dicho por escrito y delante de los micrófonos. No lo oculta porque cree que iría en contra de los intereses generales, escondería políticas de derechas y llevaría al PSOE a un declive idéntico al de los socialistas griegos. Dicen que Carmen Chacón está en la misma tesis. Pero Gómez no responde ni a la estrategia de la catalana ni a la de nadie. Va por libre y, cierto, prepara el terreno para saltar a la arena de las primarias en cuanto se convoquen. No lo duden.


¿Y Chacón?
E. L. P.
Madrid- La que fuera ministra de Defensa otea desde la distancia, dosifica sus apariciones, pero no está parada. Dicen que su intervención de hace unas semanas para cuestionar la estrategia de Rubalcaba sobre Bankia y pedir una comisión de investigación en el Parlamento fue la «pegada de carteles» de su nueva campaña. Su círculo más próximo lo niega. De momento, esta semana tiene programado un acto en Madrid. Poco a poco vuelve al ruedo. Atentos.

Síguenos en