Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 22 abril 2014
20:14
Actualizado a las 

La Razón

Comunicación TV

Echenique llega a RTVE en uno de los momentos más difíciles del ente

  • Leopoldo González-Echenique, que será elegido el jueves nuevo presidente de RTVE, asumirá la dirección del grupo en uno de sus momentos más difíciles, a punto de cumplirse un año de vacío en la presidencia y cuando el Gobierno ha recortado su presupuesto anual en 204 millones de euros.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Representantes de algunas organizaciones profesionales de periodistas y de colectivos sindicales consultados por Efe han coincidido al poner de relieve el delicado momento en que se encuentra RTVE por dos razones principales: la difícil situación económica y el temor a que la corporación se convierta en un medio dependiente informativamente del Ejecutivo.
      
Para la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, es necesario que RTVE siga siendo "independiente" y permanezca "al margen de colores políticos", mientras que dirigentes sindicales de UGT y CCOO se han mostrado convencidos de que los cambios legislativos pretenden imponer un control de la información.
      
Sin publicidad desde enero de 2010, los ingresos de la corporación proceden mayoritariamente de las aportaciones del Estado a través de los Presupuestos Generales, de las cadenas privadas en abierto, las de pago, y de los operadores de telecomunicaciones.
      
A esa falta de ingresos publicitarios, el ente ha restado en el presente ejercicio los 204 millones que el Gobierno ha recortado en su presupuesto, en un año en el que deberá hacer frente a importantes eventos de interés público, entre ellos los próximos Juegos Olímpicos de Londres, y a la renovación o no de algunos derechos deportivos.
      
A pesar del difícil momento por el que atraviesa RTVE, la cadena ha mantenido importantes cuotas de audiencia durante los dos últimos años, y de hecho en 2011-2012 ha sido líder de audiencia la mayoría de los meses, si bien en el último del que se disponen cifras oficiales (mayo) Telecinco arrebató a La 1 ese liderazgo.
      
González-Echenique asumirá la presidencia de la corporación RTVE cuando está a punto de cumplirse un año desde que Alberto Oliart presentara su dimisión, lo que dejó el Consejo de Administración en una situación de interinidad que ha obligado a sus vocales a rotar mensualmente en el puesto de máxima responsabilidad.
      
A la ausencia de un presidente se ha sumado la propia interinidad de cuatro de sus consejeros, pendientes de renovación por parte del Congreso y del Senado.
      
El Senado cumplió ese trámite el pasado miércoles con el nombramiento de José Manuel Peñalosa y Fernando Navarrete, y al día siguiente lo hizo el Congreso con la elección de María Luisa Ciriza y Óscar Pierre Prats, además del propio Echenique.
      
En conversación con Efe los representantes sindicales y de organizaciones profesionales coinciden en pedir a Echenique que mantenga la plantilla, que se aumente la producción propia y se reduzca la externa y, en el caso de los sindicatos, apuestan por reinstaurar la publicidad.
      
Para Elsa González, es una "acto de irresponsabilidad" que la presidencia de la Corporación haya estado vacante todo este tiempo y esta actitud demuestra el "desinterés" hacia el ciudadano receptor del principal medio de comunicación audiovisual en España.
      
A partir de ahora, González espera que Echenique consolide una televisión pública fuerte, independiente y con unos informativos que propicien la evolución de la democracia española.
      
"Confío en que la Corporación acredite su credibilidad ante la sociedad, esencial en estos momentos que vive España, y se instale en la imparcialidad, huyendo de las cuotas de partido", asegura a Efe.
      
Recuerda que los trabajadores de la Corporación son "clave" y pide que se mantengan los puestos de trabajo y que se deje de recurrir en exceso a las productoras externas, pues "no puede haber gente inutilizada".
      
Desde la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), su presidenta, Carmen del Riego, asegura que Echenique se va a encontrar, básicamente, una televisión pública que ha ganado en prestigio pero "ahora ahogada económicamente" lo que hace que "no pueda cumplir con algunos 'deberes' previstos para este año por RTVE".
      
RTVE, opina, "debe seguir siendo lo que fue, no ser una televisión del poder y dotarle de los medios económicos necesarios".
      
Además, del Riego comparte opinión con la presidenta de la FAPE en que el nuevo responsable de RTVE "debería de fijarse en los profesionales que tiene el ente, que los hay y muy buenos; saben lo que es hacer televisión".
      
Desde UGT, el secretario general de la Federación Estatal de Servicios, José Miguel Villa, critica el cambio en la legislación, que ahora permite elegir al presidente de la Corporación, en primera votación por dos tercios del Congreso y, en segunda 24 horas después, por mayoría.
      
Para Villa, "veníamos de una televisión independiente y ahora (con ese cambio) se ha montado una televisión de partido".
      
En la búsqueda de fórmulas para poder afrontar la bajada de presupuesto pide que "busque soluciones que no impliquen recortar la plantilla", y pide a Echenique que se replantee la posibilidad de reinstaurar la publicidad.
      
Una idea con la que se muestra de acuerdo el secretario general del sector estatal de medios de comunicación de CCOO, Fernando de las Heras.
      
"Ahora igual sería necesario revisar esa decisión", opina De las Heras, quien cree que sería "un mal menor", dentro de las medidas de "recorte" que implica la disminución en el presupuesto, "prescindir de un canal de la Corporación (...), aún así no llegaría el dinero".
      
Por último, pide que el nuevo presidente de la Corporación mantenga el empleo y se aumente la producción propia, además de mantener a RTVE fuera del control político.

Vídeos

  • 1