Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
17:48
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Viaje por el Paraguay por Martín Prieto

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Estaba en Corrientes, la única provincia que no quiere ser argentina, en la húmeda conjunción de los ríos Paraná y Pilcomayo, un bañadero infestado de yacarés (el cocodrilo sudamericano) y salí del hotel a contemplar la luna llena, hinchada como un pandero. Creí que tenía algo en mis ojos porque veía puntitos negros que cruzaban el disco lunar, hasta que mi doctora me ilustró: «Son las avionetas paraguayas que traen contrabando de drogas, electrodomésticos y materiales electrónicos; aterrizan en trochas abiertas en la selva balizadas con barriles de petróleo prendidos». Volé hasta Asunción del Paraguay y el aeropuerto estaba abarrotado de avionetas que transportaban desde drogas a electrodomésticos y electrónica. Como un supermercado aéreo, y volvieron a desasnarme. Alguna de las avionetas también era  de contrabando.  Vi anuncios de los autos «mau» de alta gama y baratísimos. «No los compre; son robados en Buenos Aires o en Sao Paulo; si lo hace salga corriendo porque en cuanto pague  se lo robarán y volverán a venderlo». Al ex obispo católico Federico Lago no le ha bastado el populismo para evitar un golpe de Estado político y blando. El Senado le ha desestabilizado como en Argentina desbancaron al presidente Fernando de la Rúa: un sangriento choque policial  con desesperados de la tierra. El Partido Colorado es como el PRI mexicano y, aunque fuera del poder, ha urdido la trama de este abuso senatorial a favor del Partido Liberal, y sólo queda un año para las próximas elecciones. Paraguay no es determinante pero el multieje del nuevo socialismo americano y Argentina, Venezuela, Ecuador,  Bolivia, probablemente Cuba, Nicaragua y  tímidamente Brasil se tantean las costuras ante esta ruptura del bloque porque el liberal Federico Franco es un contradios para todo el proyecto. Paraguay vive del contrabando y en política también.

Vídeos

  • 1