Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
10:49
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

Más becas para las colonias

  • La crisis multiplica las peticiones de ayudas para que los niños hagan actividades durante el verano. Aumentan el número de estancias que incluyen a los padres

  • 1
Unos 24.000 niños participarán este verano en las actividades que organiza la Fundació Pere Tarrés
Unos 24.000 niños participarán este verano en las actividades que organiza la Fundació Pere Tarrés

BARCELONA- «Sin la beca no hubiese podido apuntar a mi hija a ninguna actividad, estoy en paro y no dispongo del dinero que piden en las colonias». Keimel es madre soltera y tiene una hija de 4 años, Karinne, y desde hace dos años lleva a su hija cada tarde al Esplai Can Serra, en L'Hospitalet de Llobregat, para que «se relaciones con más niños en un entorno agradable y educativo». El próximo 2 de julio, Karinne se irá de colonias a Vilanova de Sau durante cinco días, y Keimel sólo tendrá que pagar el 25 por ciento del precio total (abonará 130 euros), ya que la Fundació Catalana de l'Esplai le ha becado el 75 por ciento restante. «Aprovecharé esos días para buscar trabajo e intentar organizarme mejor», explica esta madre en paro desde hace meses.
La situación de Keimel no pertenece a una minoría. Con la llegada de la crisis las peticiones para becas en las colonias y actividades de verano se han multiplicado. Así lo certifican las dos principales entidades y fundaciones que organizan este tipo de actividades, la Fundació Catalana de l'Esplai y la Fundació Pere Tarrés, que han visto como las solicitudes de ayudas han aumentado un 30 y un 60 por ciento respectivamente.
«No somos bancos, ni cajas, pero intentamos ayudar a todas las familias que podemos porque, con la crisis, hay que redoblar los esfuerzos», explica Josep Maria Valls desde la Fundació Catalana de l'Esplai. Desde la fundación se coordinarán unas 150.000 estancias, de las que la organización destaca «la importancia educativa y social». Es el cuarto año organizan el sistema de ayudas, y en el que cualquier tipo de familia –utilice los «esplais» de la fundación durante el año o no–, puede solicitar la beca. Las becas se podrán gestionar gracias al aumento de las donaciones por parte de las administraciones públicas, empresas y particulares, así como el 5 por ciento del importe que paguen las familias participantes en la campaña «Vacaciones en agosto en las casas de colonias a precios sociales y solidarios».

Demanda al alza
La situación no difiere mucho en la Fundació Pere Tarrés.  Unos 24.000 niños y jóvenes participarán en las 450 actividades que han organizado para este verano. Durante el verano pasado, se recibieron 990 peticiones de becas para actividades de ocio por parte de las familias de barrios desfavorecidos, cerca de un 8 por ciento más que al 2010. Todas las solicitudes pudieron ser aceptadas, otorgando ayudas por unos 230.000 euros. Este año, las solicitudes han aumentado un 60 por ciento. Albert Riu, portavoz de la Pere Tarrés, explica que este año, bajo el lema «Ayúdales a crecer», la fundación ha tratado de sensibilizar a empresas, administración y particulares para poder becar a unos 1.600 niños. «Nos hemos encontrado con familias asiduas a los campamentos que nunca habían tenido que pedir ayuda, pero este año, tal y como están las cosas, la crisis les ha acabado afectando», explica. El precio de actividades rondarán desde los 300 euros por pasar 10 días de colonias en una casa rural, a los 750 por una estancia en bicicleta por Menorca. «Hemos diseñado un catálogo con diversidad de precios para adaptarnos ala demanda», apunta Rius.
Con todo, y para solventar la mala racha económica, desde sendas fundaciones han ideado una serie de actividades para que padres e hijos puedan disfrutar de las actividades, incluso en el mes de agosto. Desde la Fundació Catalana de l'Esplai abrirán todas sus espacios en plena canícula para que, por unos 490 euros, cuatro miembros de una familia puedan pasar una semana con todos los gastos pagados en una de las 60 casas de colonias.  Desde la Pere Tarrés, por su parte, harán lo propio con sus casas de colonias repartidas por Cataluña y las Islas Baleares.

Vídeos

  • 1