Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
00:20
Actualizado a las 

La Razón

Noticias Eurocopa 2012

«El cansancio no es excusa»

  • El preparador físico de la Selección, Javier Miñano, afirma que España no está en inferioridad física con Portugal

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
El preparador físico de la Selección, Javier Miñano, afirma que España no está en inferioridad física con Portugal
El preparador físico de la Selección, Javier Miñano, afirma que España no está en inferioridad física con Portugal

GNIEWINO- «El cansancio no puede servir de excusa», dice Javier Miñano. Diez jugadores han disputado los cuatro partidos de la Eurocopa desde el once inicial, apenas ha habido cambios, Portugal tiene dos días más de descanso que España y, además, los jugadores van a soportar en cinco días tres viajes de avión de casi 2.000 kilómetros cada uno, pero según el preparador físico de la Selección, todos ésos no son argumentos suficientes para pensar que «La Roja» afronta la semifinal ante Portugal en inferioridad.

«Desde luego que tener dos días más de descanso supone cierta ventaja para Portugal, pero también hemos gozado nosotros de un día más que Francia. Así está el calendario», explica Miñano, que asegura que los límites de resistencia de esta Selección son desconocidos todavía. «El límite no lo conocemos. Hace cinco años no nos planteábamos que un futbolista podía competir 72 partidos y más de 5.000 minutos como llevan algunos esta temporada», cuenta. «Es un esfuerzo para ellos, son jugadores de calidad, de alta densidad competitiva, pero la respuesta está siendo buena hasta el momento», añade el preparador.

La preocupación del cuerpo técnico ahora es «recuperarlos y reactivarlos». La tarea hubiera sido más sencilla si la Selección se hubiera alojado ya en Donetsk hasta la semifinal. El partido contra Portugal se disputa en el mismo estadio que acogió el enfrentamiento con Francia, pero los jugadores y el cuerpo técnico decidieron regresar  «a casa» después de los cuartos de final a pesar de las molestias y el cansancio que originan los cambios de país entre Polonia y Ucrania. 1.810 kilómetros separan Donetsk de Gdansk, a los que hay que añadir los 71 de distancia entre Gdansk y Gniewino, el pueblo donde se aloja la Selección. Un camino que llega a la hora en autobús, la mayoría del tiempo por carreteras comarcales.

«En Gniewino tenemos buen clima, buenas instalaciones y un ambiente fenomenal, por eso nos hemos vuelto aquí», explica Toni Grande, el ayudante de Del Bosque. «Estuvimos estudiando la posibilidad de quedarnos en Donetsk, pero decidimos volver de manera consensuada con los jugadores. Allí también podíamos entrenar bien, pero estamos muy cómodos aquí [en Gniewino]», añade Miñano. Otro factor añadido es el clima. Las temperaturas son más elevadas y más secas en Donetsk que en Polonia. «Hemos tenido suerte en Gdansk, pero aquí hemos sufrido el calor, que para el jugador es siempre más cruel», reconocía el seleccionador después de derrotar a Francia.

14 estados de recuperación
Cada jugador reacciona de una manera diferente ante el esfuerzo y cada partido tiene unas exigencias distintas para el físico de los futbolistas. «En el de Croacia la sensación era más exigente por la tensión del último partido de la primera fase», afirma Miñano. «Todos los partidos son duros, hay que sufrir muchísimo. El de Croacia era el partido decisivo, el que nos clasificaba y todavía quedaba un poco de temor. Fue diferente al de Francia, en el que nuestra superioridad fue patente. Pero el   miércoles volveremos a sufrir porque en el fútbol no hay más remedio que sufrir en algunos momentos», confirma Toni Grande. Ahora, el cuerpo técnico de la Selección se enfrenta a «11, 12, 13 o 14 estados de recuperación diferentes», admite. Xabi Alonso, por ejemplo, perdió tres kilos durante el encuentro. Ayer ya estaba haciendo la rutina de recuperación que completa en su club. Nosotros la potenciamos», cuenta el preparador físico. «Cada jugador es diferente», insiste Miñano, «e intentamos que se sientan en las mejores condiciones posibles a través de dos fases, la recuperación y la potenciación».


Las dudas no existen
«No hemos tenido dudas por asuntos físicos, no nos ha influido en la alineación ni en la forma de jugar», asegura Toni Grande. «Y los siguientes partidos los vamos a afrontar también sin dudas», añade. Entre los fijos está desde hace un tiempo Jordi Alba, que se confirmó con su gran actuación ante Francia. «Hay pocos laterales izquierdos en el mundo con su calidad y su precisión», asegura el segundo técnico.

 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA