Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 02 octubre 2014
14:16
Actualizado a las 

La Razón

historico

Propuestas para el diálogo

  • Intelectuales, escritores, religiosos y políticos aportan su punto de vista sobre el encuentro entre Zapatero y Cañizares del próximo 28 de junio en la Universidad Católica de Ávila

  • 1
Carlos García. Concejal del PP en Elorrio
Carlos García. Concejal del PP en Elorrio

Dar todo a cambio de nada
Desde luego que confrontar a los señores Zapatero y Cañizares puede parecer algo absolutamente apocalíptico y contradictorio, pero visto desde Euskadi, resulta del todo compatible y con más puntos en común que diferencias, ya que desde esta tierra los puntos que unen al humanismo cristiano y a la socialdemocracia son mucho mayores de lo que les separa. Aquí se da uno de los principales ejemplos de la aplicación de estos valores en la política, y es darlo todo a cambio de nada; dar todo un gobierno íntegro, sin contrapartidas de poder a cambio; dar el respaldo a otro partido a cambio exclusivamente de sentir la satisfacción de hacer lo correcto, de hacer lo mejor para las personas, de hacer bien a tu sociedad. Desde luego, es el máximo exponente de uno de los más característicos ejemplos del humanismo cristiano y, por ende, de la puesta en práctica de los valores cristianos en la política. Y que desde el PP, que es un partido basado en los valores del humanismo-cristiano, se respalde la investidura de un lendakari del PSE que es socialdemócrata hace que, además, estos últimos también sean beneficiarios de los valores del humanismo-cristiano».

Carlos García
Concejal del PP en Elorrio


La esperanza está en las personas
En  mi opinión, la sociedad del siglo XXI se enfrenta a un reto trascendente: redescubrir el valor del ser humano. Y eso tiene dos vertientes fundamentales. Una primera, retomar las humanidades en la escuela, como vehículo necesario parta generar corrientes de pensamiento; y una segunda, retomar valores esenciales que hoy día intentan silenciarse por todos los medios. Ante la aparente falta de valores de nuestra sociedad, que propicia crisis como la que vivimos, la esperanza está en las personas individualmente consideradas. Aunque el bien común debiera ser guía de la actuación de los poderes políticos y económicos, este bien común está en manos de tantas y tantas personas anónimas que trabajan diariamente, en una labor silenciosa, pero heroica, que mantiene los valores de nuestra civilización».

Fernando Ruiz Piñeiro
Magistrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo


La teoría cristiana como punto de partida

 El debate entre dos personajes, un laico y un representante de la Iglesia, me parece extraordinariamente interesante. He considerado siempre un punto de referencia en términos intelectuales el debate –sobre la ética en el fin del milenio– entre Umberto Eco y el cardenal Martini, arzobispo de Milán. En este caso, Cañizares tiene una formación teológica importante; la intelectual de Zapatero no es comparable a la de Eco. La profundidad de planteamientos no puede equipararse porque el diálogo no está en el mismo nivel. Este debate tendrá sentido y no será mera divagación, si se plantea un punto de consenso entre la moral laica y la cristiana. Esto tiene un sentido efectivo para que puedan entenderse culturas tan distintas como la japonesa o la india, y también dentro de Europa. Si llevamos las propuestas cristianas como punto de partida –caridad, comprensión, entrega...–  podrá haber un punto de encuentro».

Ignacio Vicens
Arquitecto. Diseñó el escenario de la JMJ


Reordenar conductas erróneas

Soy un firme convencido de que España es un gran país, con fuerza en sus ciudadanos más que suficiente para salir de la complicada situación actual y ocupar el puesto que por nuestro trabajo y nuestras capacidades merecemos en el contexto internacional. Si la crisis debe servir para algo, es para reorientar toda una serie de conductas claramente erróneas propias de una situación de presuntos nuevos ricos con dinero prestado. Dicho esto, sinceramente, de algo en lo que intervenga el Sr. Zapatero, y lo mismo se podría decir de buena parte de nuestros políticos, hay que tener mucha fe para esperar nada».

Rafael Matesanz
Director de la Org. Nacional de Trasplantes

Vídeos

  • 1