Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
04:23
Actualizado a las 

La Razón

Cultura

El director teatral Gustavo Pérez Puig está «clínicamente muerto»

  • El director teatral Gustavo Pérez Puig, de 81 años, se encuentra "clínicamente muerto" en un hospital de Madrid, según ha precisado a primera hora de la tarde a Efe su esposa, Mara Recatero.

  • 1
El director teatral Gustavo Pérez Puig
El director teatral Gustavo Pérez Puig

A pesar de que fuentes próximas a la familia habían informado esta mañana a Efe de que Pérez Puig había fallecido hoy tras pasar "varios días" en la Clínica Cemtro de Madrid, Recatero ha puntualizado que, aunque es "inminente", el óbito no se ha producido aún.

Mara Recatero ha señalado que Pérez Puig está "clínicamente muerto" desde que ingresó ayer en ese hospital, donde en la misma entrada sufrió un paro cardio respiratorio.

La también directora teatral ha relatado que llevó a su marido ayer a la clínica porque se encontraba "muy ahogado" y que nada más saludar a la enfermera sufrió la parada de la que ya no se ha recuperado.

Puig, que fue director del Teatro Español entre 1990 y 2003, nació en septiembre de 1930 en Madrid, aunque su infancia transcurrió en Murcia, de la que era Hijo Predilecto y donde una calle lleva su nombre.

El director teatral, un experimentado director de teatro y realizador de televisión, tuvo mucha relación con Miguel Mihura, del que montó varias de sus obras, y Enrique Jardiel Poncela, entre otros autores.

Empezó las carreras de Derecho, Filosofía y Letras y Comercio pero su afición por el teatro, que se despertó cuando estudiaba Bachiller en el Colegio Areneros de Madrid, pudo siempre más y acabó abandonándolas todas.

Sus primeros pasos en el teatro fueron como actor en la Compañía de Catalina Bárcena, y con la obra "Cincuenta años de felicidad", de Marcel Achard.

En 1950 logró dirigir su primer montaje, "La venganza de Don Mendo", de Pedro Muñoz Seca, y después para el Teatro Español Universitario (TEU) "Cuatro corazones con freno y marcha atrás", de Jardiel Poncela.

Participante en los Festivales de España durante varias ediciones, a raíz de la inauguración de Televisión Española ingresó en 1956 como regidor, para pasar luego a ayudante de dirección, a realizador y director de programas musicales en 1960, y a jefe de Realización en 1971.

De sus concursos y programas en televisión destacan "La unión hace la fuerza" (1964), "Gran Parada" (1959-1965), "Sábado 65" (1965), Estudio 1 (1965-1985), "Buenas tardes con música", así como el montaje de las zarzuelas más populares.

En agosto del año pasado produjo en el Teatro Marquina, con dirección de Recatero, "Las cinco advertencias de Satanás", una de las obras más desconocidas de Jardiel Poncela.

 

Vídeos

  • 1