Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 22 abril 2014
11:59
Actualizado a las 

La Razón

Ciencia

Los siete minutos de terror del «Curiosity»

  • Los miembros del equipo del «Curiosity» narran los retos a los que se enfrenta la nave para aterrizar en la superficio de Marte el próximo mes de agosto.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Los siete minutos de terror del «Curiosity»
Los siete minutos de terror del «Curiosity»

«Curiosity» supone un paso importante para que los hombres puedan establecerse en el planeta rojo en un futuro. Este robot de la NASA, albergará el laboratorio móvil más complejo enviado hasta ahora a Marte, que examinará una de las zonas más interesantes del planeta rojo.

La misión Laboratorio Científico de Marte (MSL por sus siglas en inglés) transporta a «Curiosity», el vehículo con más capacidad científica que cualquier otro jamás enviado a un planeta. Como un alumno aventajado, el robot es dos veces más grande y cinco veces más pesado que sus predecesores Spirit y Opportunity. Con una tonelada de peso, se compone por una decena de instrumentos de análisis para examinar el suelo, las rocas y la atmósfera marciana. Recorrerá 200 millones de kilómetros antes de aterrizar dentro de nueve meses, allá por agosto de 2012, estudiará durante dos años el cráter Gale. Su misión será investigar si se dan o se han dado alguna vez las condiciones ambientales favorables para que se de vida microbiana y si se conserva alguna evidencia de la misma.

«Curiosity» se emplazará en la base de una montaña de 5.000 metros de altura en el interior del cráter. El robot investigará si las condiciones ambientales han sido favorables para el desarrollo de la vida microbiana y si se han preservado evidencias de esas condiciones. «Gale nos proporciona una excelente oportunidad para poner a prueba varios ambientes potencialmente habitables y el contexto para entender una historia muy larga de la evolución temprana del medio ambiente del planeta», sostiene John Grotzinger, científico del proyecto Mars Science Laboratory en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena (EE UU).

Vídeos

  • 1