Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
10:42
Actualizado a las 

La Razón

Finanzas

El Banco de España reivindica su «responsabilidad» de auditar a la banca

  • El Banco de España ha aprovechado el ultimo boletín económico, publicado ya bajo el mandato de Luis María Linde, para recordar que los test de estrés que están realizando firmas independientes son, en realidad, responsabilidad de este organismo.

  • 1

El Banco de España dedica un capítulo del boletín publicado hoy a explicar cómo funciona el mecanismo de asistencia financiera que ha pedido el Gobierno al Eurogrupo para recapitalizar la banca por importe de hasta 100.000 millones de euros. La cifra final que se solicite, recuerda el Banco de España "ha de derivarse a partir de pruebas de resistencia, cuya realización es responsabilidad del supervisor nacional".


Sin embargo, en este caso, el Gobierno decidió que las pruebas de estrés serían realizadas por dos consultoras independientes, Roland Berger y Oliver Wyman, que determinaron que las necesidades de capital de la banca ascenderían, en el peor de los escenarios, a 62.000 millones de euros.


Además del papel que debe jugar el Banco de España, las directrices del fondo europeo de rescate indican "la necesidad de implicar a la correspondiente autoridad supervisora europea y a expertos de otros supervisores nacionales".


Además, se "anticipa la posibilidad de hacer esta evaluación en dos etapas", como ha decidido el Gobierno, ya que tras el informe de las dos consultoras vendrá una auditoría detalladas de las carteras crediticias de cada entidad, realizadas por Ernst & Young, PwC, Deloitte y KPMG.


El Banco de España recuerda que cuando se solicitan fondos al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), se exige una condicionalidad, que en este caso afectará al sector en su conjunto y también a las entidades que necesiten la ayuda.


Las medidas generales para el sector podrían incluir la exigencia de que se abra a "la entrada de capital extranjero", así como a recibir "asistencia técnica por parte de otras autoridades supervisoras".


Además, la condicionalidad sectorial "puede abarcar aspectos tales como la supervisión financiera, el gobierno corporativo y la legislación nacional sobre resolución (de crisis bancarias) o reestructuración de entidades. A los bancos que pidan ayudas se le exigirá planes de reestructuración, y se les aplicará "incentivos a la devolución temprana de la ayuda a través de las condiciones de remuneración y reembolso de capital publico".

Vídeos

  • 1