Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 20 noviembre 2014
12:46
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Los españoles discutimos de fútbol y los franceses de ciencia

  • ¿Qué fiabilidad tiene Wikipedia? ¿Nos creemos a pies juntillas todo lo que nos cuenta? Como recurso de urgencia ante cualquier duda es, desde luego, una mina. Pero, ¿nos fiaríamos de ella para un trabajo científico? ¿Podemos estar seguros de que no nos están dando gato por liebre?

  • 1
Los españoles discutimos de fútbol y los franceses, de ciencia
Los españoles discutimos de fútbol y los franceses, de ciencia

La enciclopedia libre de internet Wikipedia es un recurso de conocimiento tan popular que su uso se ha convertido en algo cotidiano. Fundada en 2001 por Jimmy Wales y Larry Sanger, reúne millones de artículos (un millón de ellos en español) que se amplían, completan y modifican día a día, gracias a las aportaciones que decenas de miles de visitantes hacen en todo el mundo.

Según su carta de presentación, Wikipedia está basada en el concepto "wiki", que "permite crear colectivamente documentos web sin que sea necesaria la revisión del contenido antes de su aceptación para ser publicado en la red".

Pero, ¿con qué criterio se suben esos contenidos?
Un estudio elaborado por la Universidad de Tecnología y Economía de Budapest (BME) y publicado por la revista científica PlosOne analiza por primera vez la Wikipedia a partir de las aportaciones que hacen los internautas en cada una de sus ediciones locales, y arroja algunas conclusiones interesantes.

Según esta investigación, aunque cada una de las 34 ediciones de Wikipedia, en otros tantos idiomas, se mueven por unos patrones de comportamiento similares, hay diferencias entre unas y otras. Una de ellas es la hora a la que se suben las nuevas aportaciones de contenido, donde dos países, España y Portugal, destacan especialmente por ser más trasnochadores que el resto.

En cuanto a los temas de discusión, hay algunos que se repiten al margen del idioma en el que se expresen. Es lo que los autores del estudio denominan como "guerras interminables", esos temas de debate que agotan a los internautas y en los que jamás se llegará a un consenso.

El informe cita algunos "eternos", como el anarquismo o el comunismo, pero destaca especialmente algunos asuntos de actualidad, como el del ex presidente George W. Bush, que siempre genera controversia.

También es motivo continuo de divergencia la religión católica, y en especial la figura de Jesucristo, y temas que nunca acaban de estar de actualidad, como la homosexualidad.

Discusiones sobre fútbol en internet

Pero, sin duda, lo más llamativo es que los temas controvertidos varían según la lengua de la wikipedia, de sus editores y de sus lectores. Y aquí los españoles no salimos especialmente bien parados.

Según explica la agencia SINC Taha Yasseri, investigador de la Universidad de Tecnología y Economía de Budapest (BME) responsable del informe, "mientras que en la Wikipedia francesa se discute sobre ciencia y filosofía, los españoles se pelean por las entradas referidas a los equipos de fútbol".

El informe se realizó, obviamente, antes de la victoria de España sobre Francia en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, pero las conclusiones parecen venir al pelo. España dio una lección de fútbol a los franceses sobre el terreno de juego. París la da a Madrid en los laboratorios.

Aún así, y pese a los fanáticos del Real Madrid y del Barcelona, los pro y anti Mourinho, los talibanes de Messi y los incondicionales de Cristiano, parece concluirse que, salvo estas excepciones, existe un "consenso razonable" en los términos en los que se expresa la wikipedia. Es decir, que en términos generales nos fiamos de la enciclopedia popular de internet. En sus manos, o mejor dicho, en sus páginas, parece estar el destino del saber para las nuevas generaciones.

Vídeos

  • 1