Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 21 abril 2014
01:17
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

ANÁLISIS: Qué se han llevado las llamas Miguel Ángel Soto

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

l ¿Qué valor ecológico tienen las más de 48.000 hectáreas quemadas?
– Es un cálculo difícil de determinar porque se incluye la conservación de suelos, la función hidrológica de los bosques, su fijación de CO2 y su función como reguladores del clima, sin contar con la biodiversidad que se ha perdido. En términos hidrológicos, la arboleda actúa como embalse natural. Los árboles son candelabros que distribuyen el agua, alimentan los acuíferos, los manantiales, las fuentes y los ríos.  Por eso, con las lluvias otoñales habrá problemas. El agua bajará con más velocidad al Turia y a la cuenca de la Albufera. Se contaminarán con las cenizas y los sedimentos. Cuando el agua coge velocidad tiene efecto laminador y se lleva toda la posibilidad de fertilidad del suelo, porque en esta caída va el banco de semillas. Así, la regeneración es imposible, germinarán al final de los barrancos.

l -¿Cuánto tiempo tardará la zona en recuperarse?
– Hay algo que se pierde. El suelo forestal tarda siglos en formarse, aunque los suelos mediterráneos no son muy ricos. Podríamos ver en 100 años una masa forestal similar, pero hemos perdido la capacidad del suelo de generar vida. El suelo se forma solo, la reforestación ayuda, pero hay que esperar a ver cómo funciona la regeneración natural, porque están acostumbrados al fuego. El clima mediterráneo permite que las encinas, alcornoques y robles luego rebroten y también los brezos. En ocasiones hay que quitar árboles por la sobrecapacidad. Luego debemos esperar a ver dónde funciona la regeneración natural y si no es así es hablar de reforestación. Lo importante es cubrir el suelo.

 

Miguel Ángel Soto 
Resp. de Biodiversidad de Greenpeace
 

Vídeos

  • 1