Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 29 noviembre 2014
03:21
Actualizado a las 

La Razón

Murcia

El fuego de la sierra de Salmerón queda controlado y sin ningún foco con actividad

  • 1
Gran parte de la zona de pino viejo, monte bajo y matorral de la pedanía moratallera de Salmerón fue pasto de las  llamas del incencio
Gran parte de la zona de pino viejo, monte bajo y matorral de la pedanía moratallera de Salmerón fue pasto de las llamas del incencio

MURCIA- El Gobierno regional, a través de la Consejería de Presidencia, declaró a última hora de la tarde de ayer controlado el incendio forestal que desde el pasado domingo permanecía activo en el espacio natural de Moratalla, tras analizar la favorable evolución que está teniendo el fuego.

Los efectivos de extinción del Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales en la Región de Murcia (Plan Infomur), mantienen su esfuerzo en las acciones destinadas a garantizar el control del perímetro y en el interior de la zona afectada por las llamas. Desde primera hora de la tarde de ayer, las dotaciones forestales terrestres trabajan en este perímetro del incendio de Moratalla, continuando con las labores de refresco del terreno a fin de sofocar los puntos calientes localizados y evitar el posible rebrote de algún foco. Así, en la zona permanece una brigada forestal de Cieza y cuatro brigadas de intervención rápida de los municipios de Caravaca de la Cruz, Cieza, Mula y El Valle, que contarán con el apoyo de cinco vehículos de extinción.

Además, el helicóptero con base en Zarcilla de Ramos, en Lorca, y su brigada helitransportada, y el Avión de Coordinación y Vigilancia Forestal (Acovi), efectuaron varios vuelos sobre la zona del incendio para realizar un seguimiento desde el aire, ver sus dimensiones y detectar, así, la posible existencia de focos calientes. El perímetro acotado del incendio se extiende sobre unas 1.100 hectáreas, de las que, finalmente, podrían verse afectadas unas 800 hectáreas de pino viejo y de repoblación, monte bajo y matorral.

La estimación definitiva de la superficie calcinada se determinará con mayor exactitud a lo largo de los próximos días, cuando los técnicos de extinción de la Consejería de Presidencia realicen una medición in situ a través de equipos de posicionamiento global. Las labores de vigilancia y extinción se mantuvieron a lo largo de anoche en el espacio afectado por las llamas con la intervención de dos brigadas forestales de Ricote y Mula, integradas por siete personas, y tres agentes medioambientales. Se coordinó el operativo de medios humanos y materiales desde el Puesto de Mando Avanzado, que permaneció en el santuario de La Esperanza.
 








 
 

Vídeos

  • 1