Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
10:19
Actualizado a las 

La Razón

Ciencia

Descubren «la partícula de Dios»

  • La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) ha anunciado este miércoles el descubrimiento de una partícula subatómica consistente con el Bosón de Higgs, la partícula clave para conocer la formación del Universo. / PILAR PÉREZ

    Vídeo: ¿Qué es el bosón de Higgs?

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Tras dos años de intensos trabajos, la «partícula de Dios» ya está cercada. A falta de una confirmación definitiva, el portavoz del experimento CMS del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), Joe Incandela, apunta el hallazgo de una protuberancia en los 125 Gev (gigaelectrovoltio) que permite determinar que se ha descubierto «una nueva partícula» y que ésta «debe ser un bosón».

El anuncio, que ha provocado un largo aplauso del público, se ha producido durante la Conferencia Internacional de Física de Altas Energías (ICHEP 2012) que se celebra en la localidad australiana de Melbourne, en donde los dos experimentos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el ATLAS y el CMS, han expuesto los datos obtenidos durante las colisiones ejecutadas en 2012.

Pese a la cautela conque se ha querido referir Incandela, «ya se trata de un resultado preliminar», la comunidad científica cree que con los datos obtenidos son ya muy sólidos. Ha explicado que, sumando todas las estadísticas de datos obtenidos por CMS, el resultado es 5 sigma (superior al 99,99994), una cifra que, oficialmente, es suficiente para dar por confirmado un descubrimiento.

En este sentido, Luis Álvarez Gaume, investigador del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN) en Ginebra, ha declarado a LA RAZÓN, que «la última partícula que quedaba por detectar se ha encontrado probablemente. La partícula y el mecanismo de Higgs permiten entender por ejemplo la masa del electrón (con electrones sin masa no existirían átomos), y una enorme cantidad de propiedades de las llamadas partículas W,Z responsables de la interacciones débiles, que explican no sólo la radiactividad, sino por ejemplo propiedades fundamentales del funcionamiento del Sol y las estrellas».

Rotundidad

Que han hallado una señal de 5 sigma alrededor de 125 GeV que se ha registrado es obvia, como han manifestado en la presentación. Por eso, se atreven a señalar que «es realmente una nueva partícula y sabemos que debe ser un bosón». Sin embargo, Incandela, ha apuntado que, tras este hallazgo, «las implicaciones son muy significativas por lo que ha pedido a los científicos que sean extremadamente diligentes en todos los estudios y comprobaciones».

Álvarez-Gaume añade que «lo más interesante para mucho físicos son las pequeñas anomalías observadas. De confirmarse implicarían que podemos finalmente mirar más allá del Modelo Estándard, y que quizá encontremos respuestas a algunos de los interrogantes fundamentales que tenemos, como la materia oscuro, y aún más fascinante: lo desconocido».

Sin embargo, Manuel Aguilar Benítez de Lugo, investigador en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y vicepresidente de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), ha subrayado que «el 4 de julio no se puede establecer de forma categórica la existencia del bosón de Higgs. evidencia razonable (aunque no definitiva) para la existencia de una nueva partícula con un valor de la masa del orden de 130 veces la masa del protón. Para asegurarnos que se trata del bosón B-E-H hay que medir con precisión sus propiedades (espín, modos y relaciones de desintegración, secciones eficaces de producción, etc) y verificar si están de acuerdo con las predicciones muy precisas del modelo Estándar». Y augura una certeza absoluta para mediados de 2013.

Procesos

Este descubrimiento ha sido corroborado por el experimento ATLAS, cuya portavoz, Fabiola Gianotti, ha indicado que también han observado datos claros de una nueva partícula, con un nivel de confianza estadística de 5 sigma en la región de masas de alrededor de 126 GeV.

En este sentido, Gianotti ha destacado que «el excepcional funcionamiento del LHC y ATLAS, y los enormes esfuerzos de mucha gente han llevado a la física a esta emocionante etapa», aunque ha reconocido que aún «se necesita un poco más de tiempo para preparar los resultados» de cara a una publicación.

Se cumplen así los rumores que señalaban que este miércoles se iba a anunciar el descubrimiento del Bosón de Higgs, también conocido como la «Partícula Dios». El Bosón de Higgs es un partícula elemental masiva, cuya existencia está predicha por el modelo estándar de la física de partículas y su hallazgo supone un papel importante en la explicación del origen de la masa de otras partículas elementales.

Según ha explicado a Europa Press el director del Instituto de Física Teórica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Alberto Casas, el Bosón de Higgs 'nace' a través de diversos canales de producción (del LHC). «En estos canales se realizan las colisiones de protones y, en el caso del Higgs se desintegra en diferentes estados, de manera que, donde se produzca un exceso de sucesos (en este caso en el canal 2fotones) es donde se encuentra el Bosón», ha señalado.

«El exceso que se ve es porque hay sucesos que provienen de una partícula que pesa 125 Gev», lo que supone «una señal clara de que hay una partícula que se ha producido y se ha desintegrado en esas partículas por conservación de energía», ha apuntado. Casas ha señalado que «midiendo la energía de los fotones se deduce cuál es la masa de la partícula que los ha originado».

El pasado mes de diciembre ya se habló de un posible anuncio del CERN. En aquella ocasión los expertos señalaron que se «había cerrado el cerco» en torno a la partícula, por lo que ya estaban más cerca de encontrarla, pero no hablaron de descubrimiento. En este sentido, Casas ha indicado que, en aquella ocasión, las probabilidades se quedaron en 3 sigmas, de manera que no se podía confirmar un hallazgo.


HAY QUE DETERMINAR LA NATURALEZA

Tras este anuncio queda ahora «asegurar» que el descubrimiento cumple el Modelo Estándar de Física de Partículas. «Hay que ver si la forma en que se desintegra se realiza con las probabilidades del modelo histórico y habrá que realizar un análisis más detallado y estadístico para determinar si es el Bosón de Higgs o una partícula similar», ha explicado el investigador, que ha añadido que «por los datos todo apunta a que es lo que se esperaba».

Aguilar expone que, además, «en el LHC se van a buscar nuevas partículas candidatas a formar parte de esa materia oscura. Por otra parte, el estudio detallado de las propiedades del bosón de Higgs nos podría ayudar a desentrañar la naturaleza del agente responsable de la expansión acelerada del Universo».

También el CSIC ha explicado que ahora hay que determinar la naturaleza precisa de la partícula y su importancia para la compresión del universo y ha apuntado que la identificación de las características de la nueva partícula requerirá una «considerable cantidad de tiempo y datos».

Vídeos

  • 1