Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 28 septiembre 2014
16:08
Actualizado a las 

La Razón

Cine

Carmina revienta la taquilla

  • La opera prima de Paco León se convierte en la cinta más vista del día en todas las plataformas legales de internet; se proyecta ya en 20 salas y, además, puede comprarse en DVD

  • 1
gran fumadora   Carmina Barrios, madre de Paco León  y protagonista del filme, interpreta los mejores planos con el cigarro en la boca
gran fumadora Carmina Barrios, madre de Paco León y protagonista del filme, interpreta los mejores planos con el cigarro en la boca

Entre el Paco León triunfante que dejamos en Málaga tras cosechar dos Biznagas en la misma edición, al que encontramos tras el pase de prensa en Madrid de «Carmina o revienta» media mucho agotamiento. En el festival de cine español intuíamos que era un novato revolucionario por hacer añicos la ortodoxia formal y narrativa en su debut cinematográfico; ahora tenemos constancia de que quiere hacer historia. Los galardones y el boca a boca de los espectadores en el certamen le facilitaron un acuerdo para distribuirla a lo grande por los cines de todo el país, pero León soñaba con hacerlo a la vez en tres de las ventanas de explotación con que cuentan las películas: salas, DVD e internet al mismo tiempo. Ese empeño dejó en papel mojado el contrato de distribución, así que el sevillano  lleva las últimas semanas, cual viajante, peleando una pantalla cine a cine, que competirán, al mismo tiempo, con el estreno en plataformas legales como Filmin, iTunes, Google Play, Mitele, Booquo, plus.es y youzee, y en otras de «video on demand» como Ono, Movistar Yomvi y Playstation Network, y las estanterías de los grandes almacenes.

Alternativa a la «piratería»
En internet la película está disponible por 1,95 euros, y en soporte físico, por 5,95. «Estoy muy contento porque he conseguido el objetivo de estrenar en las tres plataformas simultáneamente, entre ellas 20 salas, que creo que son suficientes. Todo el mundo que la ve alienta la propuesta, solo hace falta... que la gente vaya a verla», comenta un exhausto León. Los primeros resultados no pueden ser más esperanzadores, pues se colocó como número 1 de todas las webs legales donde se había estrenado en cuestión de horas.

Sin salario
¿Se ha ganado muchos enemigos en la profesión por este empeño? «Espero que no. Que a mí me haya llegado son cuatro gatos, sobre todo, los distribuidores, que consideran que esto les puede terminar de matar; pero yo creo que es al revés: el cine se tiene que ver, sea donde sea, incluso pienso que puede ser una alternativa para la «piratería» y que, a la larga, beneficiará a que se consuma más cine, también en salas», añade seguro del paso que ha dado. Como tantos otros, es de los que piensa que el público de internet, si la copia no es gratis e ilegal, no es el mismo que el de las salas: «Los distribuidores no quieren compartir con internet, pero ya lo hacen, pues existe la "piratería", con lo que sería más interesante optar por potenciar la oferta legal». Por eso mismo, su deseo es que la gente acuda a salas: «Espero que se llenen, estaría bien no solo para recuperar el dinero invertido y para que mi madre cobre, sino para demostrar que otro modelo de mercado es posible y que pueden convivir las salas con internet y con otras ventanas pacíficamente y que todos seamos felices».

     Que la industria no nos impida ver el producto; más allá de su novedoso estreno, la propuesta de Paco León es excesiva por valiente. La apariencia de falso documental potencia el juego entre verdad y ficción, pues esta historia de robo de jamones en una venta sevillana está protagonizada por su misma madre, Carmina Barrios, galardonada con el premio a la mejor actriz en Málaga, alabado por la mayoría y criticado por unos cuantos al ser una no profesional: «Yo me dedico a esto y, como intérprete, no como director de la película ni como hijo, considero que hace un trabajo acojonante –sentencia León–. Creo que el mérito de un actor no está solo en transformarse, sino en transmitirse. Prestar la humanidad que cada uno tiene al personaje y  eso es lo que ha hecho ella. La mayor parte de los actores que conozco trabajan desde la intimidad y Carmina también, se ha desnudado, aunque quizá con poca conciencia, que es lo que la convierte en una no profesional».  Lo corrobora su progenitora: «Me he   divertido mucho, ya que para mí era como un juego, no era consciente de lo que estaba haciendo. Cuando me vi en pantalla me quise morir, pero bueno, me lo he pasado muy bien». Su hijo apostilla: «No digo que sea una gran actriz, sino que ha realizado una gran interpretación, que es distinto». Ya tiene ofertas, así que habrá una tercera profesional en la familia, junto a él y su hermana María, que también forma parte del reparto de la cinta. El hijo ya le ha dado permiso para rodar su siguiente proyecto, «un papel pequeñito a finales de año que puede bordar». Este visto bueno no durará siempre porque a la familia no le gusta la idea de que, a estas alturas, se convierta en una estrella mediática.

A pesar de que la envoltura es de comedia [presenciamos algunos ataques de risa de minutos en las salas durante los pases festivaleros], «Carmina o revienta» es una comedia, que podría tacharse de lorquiana, por lo que tiene de ensalzamiento a la mujer andaluza, pero profundamente actual por la manera en la que respira la cámara. Carmina cuenta al objetivo  los pormenores del robo que, como en las conversaciones con las vecinas, rezuman costumbrismo, pero también una filosofía vital que permite sobrevivir a las catástrofes cotidianas que azotan con más fuerza al Sur que al Norte.

«Callejeros» de cine
El resultado es, sobre todo, fresco, no solo porque la mayor parte del reparto sea no profesional, sino por la rapidez con que fue hecha: «Se parece bastante al dibujo, esa mano suelta aporta muchas cosas a la película. También el cine permite captar un momento absolutamente irrepetible. Esto no tiene nada que ver con el teatro, ni con la televisión, donde todo está más pactado», comenta León, quien también reivindica que su trabajo, por el contrario, tiene poco de espontáneo: «También hay que saberlo mirar en el montaje porque esto está al borde de un "Callejeros" –en alusión al programa de televisión–». Y nos encontramos ante la tercera revolución de León, una filmación exprés en localizaciones de los barrios más pobres de Sevilla con sus familiares y amigos en el casting: «Espero que sea una propuesta diferente, se sale de los cánones   del tipo de película, no sólo porque esté interpretada por gente   normal, sino a nivel de producción. Es diferente y espero que   refresque un poco el panorama del cine español».

A los primerísimos y ojipláticos periodistas que vieron su cinta les aseguró que no tenía una carrera de director en la cabeza, ya, de momento, tiene otra idea para un próximo guión: «No sé si seré capaz de lograr que me salga otra vez una pompa de jabón como esta».

 

Las mil caras PROFESIONALES de Paco León
Quién iba a imaginar cuando descubrimos a Paco León bajo el pelucón y el maquillaje de Raquel Revuelta, su alter ego en el programa de televisión «Homo zapping», que iba a convertirse en uno de los imprescindibles de la industria. La versatilidad del actor parece infinita, pues lo mismo atrapa a cientos de miles de personas en Twitter que firma autógrafos gracias a los millones de personas que están enganchados a «Aída», la serie de Telecinco. Por si fuera poco, acaba de protagonizar uno de los bombazos de la cartelera teatral, como productor y protagonista de «The hole» (en la imagen) un cabaret circense que no ha dejado de hacer caja, en parte por el tono picante de la propuesta, que firma conjuntamente con Yllana, y que tras el parón estival volverá a la cartelera en otoño.  

 

¿VERDADEROS ASUNTOS DE FAMILIA?
Una vez que el espectador se baña en risas, la primera pregunta que le asalta tras los títulos de crédito es: ¿pero será verdad todo esto? Para tranquilizarles diremos que Carmina no ha regentado una venta. Paco León, que con la mezcla de actores reales y no reales y el parentesco que le une a muchos de ellos, más el tono documental de la cinta, ha causado voluntariamente el malentendido, prefiere no entrar en detalles: «No creo que lo biográfico sea tan importante». Aquellos que conocen a los León cuentan que la mayor parte de las anécdotas son reales, aunque no todas le hayan ocurrido a la madre de esta saga actoral.  Van más allá: muchos de los detalles reales han tenido que suavizarse para que resultaran creíbles. Ya sabemos que lo real y lo verosímil están aparentemente cercanos, pero, en realidad, media una gran distancia entre ambos conceptos.  Para más inri, el papel de padre viene interpretado por su tío, que brinda algunos de los momentos más brillantes, como esa escena nocturna que acaba con una cabra en el piso familiar. La hija de ambos es María León, hermana del director e hija de la protagonista, que, como profesional de la actuación, expresa las dificultades que sufrió durante el rodaje para alcanzar el mismo nivel de verdad que lograban sus familiares no profesionales.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA