Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
20:25
Actualizado a las 

La Razón

historico

Un debate que dio la vuelta al mundo

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
El cardenal Antonio Cañizares y el ex presidente Rodríguez Zapatero posan para los fotógrafos
El cardenal Antonio Cañizares y el ex presidente Rodríguez Zapatero posan para los fotógrafos

MADRID- Hace una semana se produjo un acontecimiento que por su práctica excepcionalidad en nuestro país fue capaz de sobrepasar fronteras y alcanzar una dimensión que despertó un interés internacional. El debate organizado por la Universidad Católica de Ávila y LA RAZÓN entre el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el cardenal Antonio Cañizares, con el humanismo en el siglo XXI como punto de encuentro y divergencia en los enfoques de un creyente y un laico, fue una experiencia enriquecedora para todos aquellos que la siguieron en directo o que lo hicieron posteriormente a través de los medios de comunicación y de las redes sociales. Precisamente, la red fue un primer indicador que dio la pista sobre el impacto de la discusión. El encuentro fue doble trending topic y se convirtió en la noticia más comentada del día. La expectación resultó máxima dentro de nuestras fronteras. El despliegue de medios televisivos, radiofónicos y de prensa escrita y digital resultó extraordinario. Esa cobertura fue el altavoz adecuado de la hondura y la trascendencia de un intercambio de pareceres sobre valores y principios superiores del ser humano. Se pudo comprobar también el riquísimo contraste de ideas en un clima de mesura, medida y respeto por parte de los dos protagonistas, que elevó los términos de la discusión a niveles desacostumbrados en un país en el que el debate político, y en ocasiones hasta el intelectual, se desliza por una pendiente para convertirse casi en una riña superficial y banal. En Ávila, interesó y se realzó lo sustantivo.

Pero, y fuera de nuestras fronteras, ¿cómo fue recibido y percibido? Con gran interés. La presencia de representantes de medios internacionales en el espléndido marco abulense hacía presagiar que sería así. Y la revista de prensa lo ha confirmado. Hay que destacar especialmente al alemán «Frankfurter Allgemeine», que dio una clave histórica esencial. «Los asistentes disfrutaron de una especie de repetición del célebre debate entre el actual Papa y el filósofo alemán Jürgen Habermas sobre la relación entre humanismo, derechos humanos, fe, democracia y libertad». En Italia, «Corriere della Sera» habló de un encuentro de «gran respeto», en el que «Zapatero reiteró su credo laicista, separación del Estado y la Iglesia, y derechos humanos y monseñor Cañizares reivindicó las raíces cristianas de España, de esos valores al servicio del hombre y de la familia». «Somos una democracia, pero no una democracia sin conciencia». «L' Osservatore Romano» tituló «Para ir más allá de la crisis», y recogió la trascendencia de un debate que huyó del cortoplacismo actual. Explicó que el intercambio de pareceres «sobre los asuntos críticos de la sociedad contemporánea entre un hombre de fe y un laico ha demostrado que el diálogo es posible». «La Stampa» incidió al «inédito diálogo entre el ex presidente socialista y el prefecto de la Congregación para el Culto Divino» y concluyó que «en sus exposiciones quedó clara la distancia profunda que separa a los dos ponentes, aunque coincidieran en algunos puntos». En Europa, como curiosidad, el acto tuvo repercusión hasta en Turquía, donde el portal Haberciniz resaltó el significado de conversaciones como la de Ávila «para lograr puntos de encuentro entre diferentes y servir de modelo especialmente para los jóvenes». Más allá del Atlántico, especialmente en México, se puso el acento en que «Rodríguez Zapatero y el cardenal Cañizares coincidieron en que Europa debe salir de la crisis sin olvidar los valores del humanismo».  Muy concluyente fue la acogida entre las agencias. ACI/EWTN Noticias, por ejemplo, resaltó que Cañizares defendió «la posición y el papel de la Iglesia en la esfera pública». Del interés suscitado dan testimonio además las casi 70.000 entradas en la red que tuvo el debate y los más de 200 medios digitales que se hicieron eco del mismo.

Vídeos

  • 1