Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 03 septiembre 2014
03:38
Actualizado a las 

La Razón

Gente

Katie Holmes una huida a la desesperada

  • La ex de Tom Cruise lucha por la custodia de Suri desde su casa de Nueva York

  • 1

Con un helado en la mano y una inusual sonrisa en el rostro, Katie Holmes disfruta de una tarde de verano en Nueva York en compañía de su hija y algunas de sus amigas y compañeras de las clases de ballet a las que asiste Suri. La actriz, de 33 años, parece ajena a la revolución que ha causado su divorcio de Tom Cruise tras 6 años casados, algo que se explica tras conocerse que la decisión fue premeditada y que Holmes lo tenía todo bien atado. El detonante de la separación ha sido la Cienciología, secta a la que pertenece su ex y  a la que querría sumar a su hija en común. Es más, el actor envió a la niña a un campo de entrenamiento donde fue sometida a un interrogatorio de 99 preguntas del tipo de: ¿ha pensado vengarse de alguien cuando sea adulta? o ¿ha espiado alguna vez a alguien? Este hecho desató la ira de Holmes, que ahora intenta alejar por todos los medios a la pequeña de este grupo. Luchará por la custodia exclusiva, aunque Cruise va a pelear con toda la artillería de sus abogados para impedírselo. Amigos del actor dicen que Katie siempre ha apoyado la Cienciología y les parece una traición que utilice ahora a Suri como moneda de cambio.  Sin embargo, miembros que han abandonado  esta polémica agrupación apoyan a Holmes. Por ejemplo, Jenna Miscavige –sobrina del fundador, David Miscavige–, que dejó  la secta en 2005 y que ha revelado que su experiencia infantil en la Cienciología fue «mental y físicamente abusiva». Miscavige confiesa que en la escuela les obligaban a confesarse, les retenían en las habitaciones y sufrían largos periodos de aislamiento. Además, salir de ella no es tarea sencilla. Cuando un miembro decide abandonarla aparecen los «equipos de búsqueda» que rastrean su paso por las estaciones de tren, los aeropuertos y las calles para recuperar al individuo. Holmes afirma que desde que se distanció de su marido, varios coches la han seguido, aunque desde la Cienciología, lo desmienten. La pareja ya ha comenzado a preparar el equipo de abogados que luchara por sus respectivos intereses. Holmes ha acudido a un bufete de Nueva York, donde la jurisprudencia suele ser más favorable a dar la custodia a uno de los dos padres, mientras que Cruise ha hecho lo propio en  California.

La estela de Nicole Kidman
La fecha que los actores tienen designada para presentarse ante la Justicia es el 17 de julio. El abogado de Cruise se llama Dennis Wasser, y el mismo que consiguió que el actor obtuviera la tutela de sus dos hijos adoptivos del matrimonio con Nicole Kidman (que también pertenecen a la secta). Es precisamente la actitud distante que Isabella, de 19 años, y Connor, de 17, mantienen con Kidman lo que despertó las alarmas de Katie a la hora de involucrar a su hija en la Cienciología.

Ahora, la intérprete se ha instalado en el East Village neoyorquino, en un apartamento que había acondicionando desde hace varios meses, y rechaza cualquier llamada que provenga de Cruise o su entorno, incluso se ha despojado de la alianza. Ni siquiera aceptó la invitación de Tom para acudir a Islandia, donde rueda su nuevo filme, para festejar su 50 cumpleaños.

En este momento a nadie le sorprenden las palabras de Katie Holmes en la entrevista que concedió este mes a la revista «Elle», donde confesó: «Estoy en una nueva fase».


Constantes súplicas del rockero
Ella lo tiene claro. Él no. De hecho, insiste en la reconciliación. Tom tenía sospechas de que desde hace tiempo su mujer quería poner punto final a su matrimonio, pero no quería creérselo y evitó tomar cartas en el asunto. Es más, la noticia de que su mujer le había abandonado le llegó mientras rodaba en Islandia «Oblivion». Ahora, cuando Cruise está a punto de estrenar una nueva película en España, el 10 de agosto, «La era del rock» (en la imagen), se enfrenta a uno de los momentos más duros de su vida: el tercer fracaso sentimental. Mientras tanto, el abogado del actor ha declarado que su cliente no ha tomado por el momento ninguna decisión firme sobre cómo va a solicitar la custodia de  Suri: «No podemos afirmar si Tom firmará la petición de divorcio ni si intentará que la custodia de su hija sea compartida. Estamos dejando que la otra parte haga su oferta. Él, por su lado, no va a participar en este juego mediático porque está verdaderamente afectado y triste». En lo que la estrella no da su brazo a torcer es en la afirmación de Holmes de que la Cienciología haya absorbido su mente ni la de su hija.


Críticos con la Cienciología
A pesar de que la Cienciología cusa estragos en la Meca del cine, entre sus filas hay más de un desertor. Entre ellos destaca el conocido director de «Million Dollar Baby», Paul Haggins y el actor Jason Beghe, a los que ahora se ha unido Holmes, para denunciar los abusos de la organización.

Vídeos

  • 1