Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
15:02
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

La ayuda para los cuidadores de dependientes bajará casi un 30%

  • Con la medida, el Consell ahorrará cerca de 26 millones

  • 1
Varios manifestantes protestan por los impagos la pasada semana
Varios manifestantes protestan por los impagos la pasada semana

Valencia- Convertir la Ley de la Dependencia en una norma sostenible económicamente continúa entre las prioridades del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Para ello, además de no introducir en el sistema a los dependientes moderados, aprobará una rebaja de las ayudas. Concretamente, las prestaciones para el cuidador no profesional, es decir, aquel que cuida de algún familiar dependiente a cambio de unos 450 euros mensuales, caerán casi el 30 por ciento.
Con esta medida, que se dará a conocer a todos los consejeros del ramo en el Consejo Territorial del Sistema de  Autonomía y Dependencia que se celebrará esta tarde en el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, supondrá un ahorro aproximado de 26 millones de euros para las arcas valencianas.
En el encuentro, el conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, reivindicará que el Gobierno premie a aquellas Comunidades, que como la valenciana,  hayan apostado desde un primer momento por la atención profesionalizada en centros y residencias, y no a través del cuidador informal, que aunque se concibió como una excepción, se ha convertido en lo más habitual, tendencia que se ha acentuado debido a la crisis. 
«No podemos más»
Por otra parte, representantantes de la Federación Empresarial de Entidades Titulares de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual (Fead) iniciaron ayer un encierro para reclamar los 16 millones de euros que les adeuda el Consell. 
La Conselleria aseguró que entiende la movilización y que confía en poder solventar pronto los impagos. 

Vídeos

  • 1