Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
08:16
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

Más autonomía para El Prat

  • El Gobierno abre la puerta a que Cataluña entre en la gestión del aeropuerto. La fórmula incluye dar voz a instituciones y sociedad civil

  • 1
Imagen de la ministra Pastor ayer durante la visita a la petroquímica de Tarragona
Imagen de la ministra Pastor ayer durante la visita a la petroquímica de Tarragona

BARCELONA- La ministra de Fomento, Ana Pastor, aprovechó su visita ayer a Cataluña para adelantar algunas de las futuras reformas en la gestión aeroportuaria que dotarán de mayor autonomía a estas infraestructuras. La llegada de Pastor, sin embargo, no estuvo exenta de polémica. La ministra tuvo que lidiar con una avería que afectó durante una hora a la red de Cercanías y con el desplante del conseller de Territorio, Lluís Recoder, que no la acompañó durante su visita a Tarragona.
Las relaciones entre Recoder y Pastor no pasan por su mejor momento. La ministra volvió a pedir, en presencia del propio Recoder, la firma «cuanto antes» del contrato programa para financiar el servicio de Renfe en Cataluña, a lo que el Govern se niega hasta que no logre un compromiso de inversión y la posibilidad de contratar a otro operador. La ministra reconoció que el Gobierno sólo ha cumplido con un 8 por ciento de los 4.000 millones pactados para Cercanías comprometidas en el periodo 2008-2015. Pero añadió que se ha mejorado la puntualidad del servicio, que se sitúa en torno al 96 por ciento, y que «se han reducido el número de incidencias un 30 por ciento» durante el primer semestre.
Pastor, durante una conferencia en Barcelona, desgranó todos los temas que atañen a la actualidad de las infraestructuras catalanas. La ministra explicó que Fomento invertirá este año en Cataluña 1.325 millones de euros, un 12 por ciento del presupuesto global, de los que 690 millones irán destinados al ferrocarril, casi 300 a carreteras, 174 millones a puertos, 124 millones a aeropuertos y 134 millones a vivienda.
Así, respecto los aeropuertos y en clara respuesta a las demandas catalanas, Pastor señaló que el Gobierno creará comités de coordinación territorial que dotarán de más autonomía a los diferentes aeródromos de la red de Aena. De este modo, los representantes institucionales y la sociedad civil de cada región tendrán mayor poder de decisión e incluso podrán ser mayoría en los comités.  El objetivo, explicó Pastor, es que «la representación del territorio tenga un gran peso» en dicha comisión, para que las decisiones que se adopten tengan en cuenta las voluntades del tejido social, institucional y empresarial. Para ello, el Gobierno modificará el artículo de la ley que establece los comités aeroportuarios «para que sean territoriales».
Trenes y puertos
Sobre el Puerto de Barcelona, la ministra confirmó que la conexión ferroviaria provisional para la entrada en funcionamiento de la terminal de la compañía china Hutchinson estará a punto a finales de verano «y podrá sacar contenedores en septiembre».
En el campo ferroviario, Pastor añadió que «en menos de seis meses» estará finalizada la línea de alta velocidad entre Barcelona y Figueres. «Está pendiente de terminar la estación de Girona y de homologar los trenes,  pero la obra civil estará terminada si todo va bien a final de año», apuntó. En cuanto al corredor mediterráneo, defendió que es un proyecto de una «importancia esencial» para el desarrollo de varias autonomías por las que discurrirá la línea. Pastor comentó que las obras del tercer carril –para adaptar el ancho de vía ibérico al internacional– empezarán en 2013 y tendrán un plazo de ejecución de entre 15 y 24 meses.


«El Gobierno cumple con el Estatut»
n Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas, señaló ayer que después de verano se puede empezar a hablar del nuevo modelo de financiación autonómico, pero dejando claro que los ingresos extra  no pueden llegar a costa del Estado. Beteta apuntó que, a pesar de la crisis, el Gobierno «cumple esencialmente» con el modelo previsto en el Estatut. Y añadió que, entre 2009 y 2011, Cataluña recibió 5.500 millones de euros adicionales gracias al nuevo modelo de financiación, cuando sus ingresos habrían caído un 17 por ciento.

Vídeos

  • 1