Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 24 noviembre 2014
04:11
Actualizado a las 

La Razón

Sevilla

La Junta no tiene dinero para pagar la seguridad del Tesoro del Carambolo

  • Las piezas originales fueron reemplazadas por una réplica el pasado mes de abril y Zoido quiere una reunión con Griñán para desbloquear el asunto

  • 1
El tesoro está formado por 21 piezas de oro de origen tartésico que se encontraron en 1958
El tesoro está formado por 21 piezas de oro de origen tartésico que se encontraron en 1958

Sevilla- Nada está a salvo de la crisis económica: el Tesoro del Carambolo es la última víctima de los recortes presupuestarios de la Junta de Andalucía. Ayer se conoció por boca del delegado provincia de Cultura, Bernardo Bueno, que la Administración andaluza no tiene capacidad presupuestaria para pagar la seguridad que requieren estas piezas de oro puro, que en abril se retiraron del Museo Arqueológico de Sevilla al que llegaron el pasado enero.
En declaraciones a la «Cadena Ser», Bueno fue bastante claro al describir cómo ha cambiado el panorama político y económico en las comunidad. «Todo el mundo sabe que en enero las condiciones eran otras desde el punto de vista económico y la disponibilidad de la Consejería era otra. Eso desgraciadamente ha ido a peor y cuando las obras se culminen todo será más fácil», comentó el delegado, que apuntaba a la reforma del museo como el único medio de poder exponer el tesoro con las medidas de seguridad exigidas.
Estas declaraciones levantaron una enorme polémica debido a que se desconocía que el tesoro original, formado por un conjunto de 21 piezas de origen tartésico encontrado a finales de los años cincuenta en las cercanías de Camas,  había sido retirado de la sala del museo, por lo que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, exigió a la Junta que «pusiera en marcha todos los dispositivos necesarios» para preservar su seguridad. Esos dispositivos cuestan 145.000 euros anuales que no tienen en las arcas de Cultura y que han obligado a reponer la réplica realizada por el orfebre Fernando Marmolejo.
Zoido insistió en que es necesario reponerlo para que quien venga a Sevilla «pueda apreciar y admirar el original» del tesoro, ya que «es una de las piezas de mayor valor a nivel internacional». Lo que no quiso el alcalde fue entrar en polémica alguna sobre una ubicación alternativa para las piezas y rechazó proponer el Anticuarium de la Encarnación, propuesta que estuvo sobre la mesa durante el anterior Gobierno de Monteseirín. Sí se mostró dispuesto al diálogo con el Gobierno andaluz, ya que «son momentos en los que hay que llegar a un acuerdo», por lo que instó al presidente a mantener una reunión. «Tenemos tantas cosas abiertas con la Junta, que lo que estoy esperando es que José Antonio Griñán pueda encontrar un hueco para recibir al alcalde de Sevilla, y poder hablar con él de todos los temas, incluido El Carambolo».
Las críticas de Zoido tuvieron respuesta inmediata por parte de Cultura, que mediante un comunicado enviado por la directora general de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas, Elia Rosa Maldonado, quien aseguró que el tesoro se encuentra en un lugar seguro, «con todas las medidas que garantizan su preservación y conservación» e invitó al alcalde a «sustituir sus quejas improductivas y de despiste por un mayor compromiso con el patrimonio histórico y con Sevilla, por aportaciones y colaboración».
En este sentido, señaló que «Zoido debe abandonar ya el silencio cómplice que mantiene con el Gobierno central», y le aconsejó «usar su verbo fácil contra la Junta y su posición política para proyectos fundamentales como es la ampliación del Museo de Bellas Artes, la segunda pinacoteca de España, cuya ampliación espera el compromiso del Ministerio de Cultura», dijo.
Sin embargo, no dijo nada de las críticas vertidas por el portavoz municipal socialista, Juan Espadas, que comparó el Carambolo con la Gioconda, pues dijo que nadie entendería que no se pudiera mostrar o que estuviera una caja fuerte por no poder encontrar «las garantías suficientes» de seguridad. El futuro del tesoro pasa por la remodelación integral del Arqueológico, un proyecto encargado a Guillermo Vázquez Consuegra, que tiene un coste de 33 millones de euros y que fue adjudicado en 2009.


Una exposición permanente que duró cuatro meses
A bombo y platillo, la Junta de Andalucía presentó el pasado mes de enero la llegada del Tesoro del Carambolo al Museo Arqueológico. En palabras del entonces consejero de Cultura, Paulino Plata, se trató de «un día histórico», pues las piezas llegaron a un lugar estable de 230 metros cuadrados, sin barreras arquitectónicas que costó 170.000 euros, a lo que hubo de sumar otros 25.000 de la recuperación de la muestra temporal que conmemoró los cincuenta años del hallazgo. Cuatro meses después, se retiraron para colocar la réplica.

Vídeos

  • 1