Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 17 septiembre 2014
20:30
Actualizado a las 

La Razón

Tribunales

Tejer y destejer el Consejo por Pedro Tenorio

  • 1

El Gobierno ha presentado un documento acerca de la situación de la Justicia. También se ha anunciado una primera medida para abordar la reforma del Consejo General del Poder Judicial. Se trata de una reforma amplia e importante. Voy a referirme al aspecto más relevante: la elección de los doce vocales jueces por los propios jueces y magistrados.
La Constitución, en su artículo 122, establece que el Consejo estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo y por veinte vocales. De éstos, doce «entre» jueces y magistrados de todas las categorías judiciales. El Gobierno de UCD impulsó la aprobación de una ley orgánica en virtud de la cual esos doce vocales se elegían no sólo «entre» jueces y magistrados, sino también «por» jueces y magistrados, como era la voluntad subjetiva de los constituyentes. El Gobierno de Felipe González, en cambio, impulsó una Ley Orgánica del Poder Judicial que estableció que todos los vocales serían elegidos por el Parlamento. Para el PSOE esto era más democrático. Pero para el PP, suponía transferir la decisión a los partidos, por lo que anunció que aunque gobernara un solo día, lo cambiaría. No fue así. Cuando gobernó de 1996 a 2004, pactó con el PSOE una fórmula que mantenía la elección por el Parlamento, propiciando una mayor participación de los jueces en la elección de su órgano de gobierno. No obstante, observadores y comentaristas han considerado que el Consejo de los últimos años estaba excesivamente politizado, o al menos, ésa era la imagen que daba. Recordar esta evolución hace entender mejor que ahora el Gobierno del PP quiera volver a la forma inicial. Después de todo, es la que mejor se compadece con la voluntad de los constituyentes. Parece legítimo que, habiendo fracasado otros modelos consensuados, vuelva su mirada al diseño inicial, siempre que el propósito no sea partidista.

Pedro Tenorio
Catedrático de Dcho. Constitucional UNED

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA