Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 28 noviembre 2014
14:17
Actualizado a las 

La Razón

Política

Rubalcaba llama al PSOE a dejar la «introspección»

  • «Me turba que el debate interno nos aleje de la realidad», alerta tras las heridas abiertas en el congreso andaluz

  • 1
El fin de semana dejó patente que la «guerra» entre «chaconistas» y «rubalcabistas» sigue viva
El fin de semana dejó patente que la «guerra» entre «chaconistas» y «rubalcabistas» sigue viva

TOLEDO- El desgaste va a más. Lejos de recuperar la credibilidad perdida, el PSOE sigue camino del abismo, si es que no está ya en él. Ni la marca ni el líder inspiran confianza en la ciudadanía. No hay encuesta, por muy «amiga» que sea, que sonría al socialismo. Eso por no hablar de las heridas que dejó el 38º Congreso Federal y las críticas internas a la estrategia de oposición de Alfredo Pérez Rubalcaba. Ajeno a los sondeos y a las enmiendas de propios y ajenos, el secretario general del PSOE llamó ayer a los suyos a abandonar la «introspección para empezar a hablar con los ciudadanos». Lo hizo en Toledo, donde reunió ayer a su Comisión Permanente, después del congreso de los socialistas andaluces, el último de los regionales que estaba pendiente de celebrarse. El fin de semana andaluz dejó constancia de que la «guerra» entre «chaconistas» y «rubalcabistas» sigue viva.  Pero el líder del PSOE no se da por enterado. Ayer marcó territorio y envío un mensaje nítido a quienes cuestionan su acción política, pero también a quienes desde su lado dieron la espalda a Griñán en el congreso de este fin de semana: «Después de poner a punto la maquinaria territorial, toca dejar de hablar de sí mismo y empezar a hablar con los ciudadanos».
«Las reflexiones internas están muy bien, pero cuando acaban los congresos, se han acabado. Ahora todos debemos trabajar para recuperar la confianza y hablar de los problemas de los ciudadanos porque bien graves son», reclamó ante el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, quien le apoyó en el 38º Congreso Federal de Sevilla. El líder de la oposición respondía así a las preguntas sobre el sector crítico andaluz para recalcar que «acabado el proceso de introspección, toca que el partido esté donde están los ciudadanos».
Rubalcaba abogó así por abandonar el debate interno porque, si algo le turba, afirmó, es que «tanto hablar de nosotros mismos nos convierta en personas ajenas a la realidad».Y a quienes usan las encuestas para cuestionar su liderazgo les dijo: «Entre leer encuestas y preocuparme por lo que pase en España, me inclino por lo segundo». Se refería a aquellos que dentro del PSOE, como Tomás Gómez o algunos «chaconistas», cuestionan su disposición al acuerdo con el Gobierno. En todo caso, apeló a la prudencia y a no obsesionarse con los sondeos, ya que «la última gran encuesta», a su juicio, fue hace tres meses, en las elecciones andaluzas, una cita para la que la demoscopia vaticinó una derrota de entre 15 y 20 puntos para el PSOE y al final fue por uno.

Vídeos

  • 1