Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
22:01
Actualizado a las 

La Razón

Asuntos Sociales

El 70% de los jóvenes de entre 20 y 29 años vive con sus padres

  • Siete de cada diez jóvenes españoles de entre 20 y 29 años vive con sus padres, según el estudio 'La transición de los jóvenes a la vida adulta. Crisis económica y emancipación tardía', realizado por Obra Social La Caixa, el volumen 34 de la 'Colección de Estudios Sociales' de la Fundación, que se ha presentado esta mañana en CaixaForum Madrid.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

El informe expone la situación actual de los jóvenes en España en comparación con los del resto de Europa. En este sentido, pone de manifiesto que el contexto económico ha acentuado la dependencia juvenil de la familia en España. Así, el informe señala que el 67,4 por ciento de los jóvenes españoles de entre 20 y 29 años vive con sus padres, 23 por ciento más respecto a 2011, mientras que el año 2005 el 40,7 por ciento de los jóvenes de 16 a 34 años vivía con los progenitores.

Además, el estudio determina que la situación laboral es un factor determinante para la emancipación. Así, el 18,7 por ciento de los jóvenes ocupados de 30 a 34 años y el 43,9 por ciento de los de 25 a 29 años no se ha independizado. Igualmente, en 2011, el 44,4 por ciento de los jóvenes entre 20 a 24 años estaban en paro y el 58,6 por ciento de los ocupados tenía un contrato temporal.

En este sentido, el estudio afirma que el efecto de la tardía emancipación está retrasando también la formación de la pareja y el nacimiento del primer hijo, de manera que en 2009, la edad media de la mujer al nacer su primer hijo era de 31 años en España y el 60 por ciento de los nacimientos provenían de padres mayores de 30 años, la media de edad más elevada de la Europa de los 15.

Finalmente, el estudio hace referencia a la desconfianza de los jóvenes españoles en los políticos (los puntúan con un 2,8 sobre 10) y a la evaluación negativa que hacen de la gestión de los servicios públicos (más del 50% la considera poco o nada satisfactoria).

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA