Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 18 abril 2014
17:32
Actualizado a las 

La Razón

Nobleza obliga

El «poder suave» de los Príncipes

  • El magazine estadounidense «Time» elogia la labor de Don Felipe y Doña Letizia como embajadores. Su director de noticias, Howard Chua-Eoan, habla con LA RAZÓN

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arriba, los Príncipes durante su visita al Instituto Cervantes de Nueva York
Arriba, los Príncipes durante su visita al Instituto Cervantes de Nueva York

«Una pareja magnética». Así es como la prestigiosa revista estadounidense «Time» ha descrito a los Príncipes de Asturias en un artículo publicado recientemente a raíz de su gira por Estados Unidos. Tras el triunfo de la Selección española en la Eurocopa, esta publicación apuesta por destacar otros valores españoles en alza, y hace balance de la visita de los Príncipes por territorio americano. La conclusión no podía ser más positiva: «Don Felipe y su esposa son una muestra de que la marca España no se limita simplemente al terreno futbolístico». Pero la fascinación por los Príncipes va mas allá, y no dudan en describirles como «absolutamente encantadores»: «Él es alto y atractivo, ella parece una supermodelo. Tiene un vestuario impecable».

Durante el encuentro realizado con la Prensa en el Instituto Cervantes de Nueva York, Don Felipe y Doña Letizia dejaron sin palabras al director de noticias de «Time», Howard Chua-Eoan, quien ha declarado a LA RAZÓN «estar absolutamente fascinado por ellos»: «Con su sola presencia acaparan todas las miradas. Por la altura de él, la belleza de ella», afirma, y añade: «Él es deslumbrante por la historia de su familia, mientras que los atractivos de ella son más complejos: es una mujer moderna, anteriormente casada, con una carrera en televisión... Por separado son interesantes, pero juntos tienen mucho más que ofrecer».

Según relata, nada más atravesar la puerta principal del edificio, la magia de los Príncipes impregnaba el ambiente. Así, uno a uno, los invitados recibieron sorprendidos el «cálido saludo» de la pareja, que lejos de dejarse agasajar, hizo todo lo contrario: «Ejercieron de anfitriones pacientemente, con la mejor de sus sonrisas. Ambos son excelentes, realizan su papel a la perfección: tienen una conversación agradable y amena tanto en inglés como en español», comenta. Es más, este medio no ha dudado en bautizarlos como «el poder blando» que impulsa a España en estos tiempos de incertidumbre. «Son muy conscientes de la importancia histórica que tiene España en América, saben a quién dirigirse y cómo hacerlo. Ejercen un poder blando, sutil y efectivo», explica Chua-Eoan. 

«Loco por Letizia»
Pese a no ser especialmente conocidos por el gran público norteamericano, los herederos de la Corona española han conseguido colarse en la sobremesa de las familias estadounidenses más influyentes. «Durante semanas no se ha hablado de otra cosa: sobre el elocuente discurso del Príncipe en el Instituto Cervantes, las audaces preguntas de Doña Letizia, su intervención en Harvard... Fue muy inteligente por su parte centrarse en la audiencia que les conoce bien: hispanos en Estados Unidos y en la cadena Univisión, con base en Nueva York».

Pero si alguien ha dejado huella al otro lado del Atlántico, ha sido Doña Letizia: «Me encantó de pies a cabeza. No quiero insistir en lo atractiva que me pareció porque lo que realmente me volvió loco fue su astucia. Realizó preguntas brillantes y pareció genuinamente interesada en todos los temas abordados durante el encuentro con la Prensa».

Elegante, brillante, carismática, encantadora, segura de sí misma... Los adjetivos positivos se repiten a la hora de describir a la Princesa de Asturias. Fue el centro de atención: «Hizo gala de sus dotes comunicativas, dio una lección de estilo, y nos dejó boquiabiertos. Sabe cómo debe ser una princesa, es un ejemplo a seguir», confiesa. Por ello, no dudan en repetir: «Son los perfectos embajadores: hacen España más atractiva». Para ellos, a nivel simbólico, el triunfo de «La Roja» sólo es comparable con la buena imagen dada por los Príncipes. «No son una marca en sí mismos pero representan la marca España de forma sin igual: son la cara amable de un país en entredicho, arrojan luz sobre España y sobre su propia familia», declara Howard, y añade: «Están adquiriendo un papel cada vez más relevante como herederos de la Corona. Guardan la compostura como no hacen otros miembros de la realeza».

Al parecer, este semanario siempre ha mostrado un gran interés por la Familia Real española, y el encuentro con Don Felipe y su esposa era muy  esperado por sus editores: «Estábamos expectantes porque su visita se enmarca en un momento histórico: la crisis y  el posicionamiento de los Borbones respecto a los Windsor, que coincide con el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II».
Asimismo, la publicación hace referencia al éxito español conseguido en otras disciplinas: «Los españoles han conseguido renombre a nivel internacional con esfuerzos dignos de admiración: Santiago Calatrava en arquitectura, Ferrán Adrià en gastronomía, Pedro Almodóvar en cine, Severiano Ballesteros, Rafael Nadal y, por supuesto, la Selección española».

 

Don Juan Carlos, un héroe
El magazine semanal no pierde detalle de la Casa Real española, y también hace hincapié en el decisivo papel que ha tenido el Rey en las últimas décadas de España. «Don Juan Carlos se está convirtiendo en uno de los héroes más inspiradores de la libertad del siglo XX», describe la publicación en su versión on-line (en la imagen de abajo). Además, afirma que «el Monarca ha ayudado al crecimiento económico y al esplendor cultural».
 

... y en España, los reyes de las portadas del «cuore»
El interés despertado por la Princesa de Asturias es permanente, tanto en su faceta oficial como consorte del Príncipe heredero, como en su vida privada. Así, las portadas de las revistas se centran esta semana en la celebración de la boda de Telma Ortiz a orillas del mar Tirreno, en el hotel «La Posta Vecchia» en Ladispoli, a 35 kilómetros de Roma, según informa la revista «Diez Minutos», que se entrega mañana con LA RAZÓN (en la imagen a la izda.). Al parecer, la hermana de Doña Letizia pudo disfrutar de la boda de sus sueños: rodeada de toda su familia, incluidos los Príncipes y sus hijas.
 

Vídeos

  • 1