Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 21 abril 2014
02:58
Actualizado a las 

La Razón

Hoteles

Un lujo añil y pombalino

  • El Hotel Heritage Liberdade es la mejor atalaya para disfrutar
    de la bella ciudad de Lisboa. El alojamiento aúna tradición, modernidad y la extraordinaria
    amabilidad lusa
     

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Un lujo añil  y pombalino
Un lujo añil y pombalino

El primer día del mes de noviembre de 1755, un terremoto que se sintió en toda la Península Ibérica marcó para siempre el bello rostro de Lisboa. Sobre las ruinas de lo que fue, el marqués de Pombal levantó una ciudad nueva. Una renacida urbe, blanca y luminosa, y de la que el barrio de la Baixa es su mejor exponente. Frontera entre esa Lisboa ilustrada del XVIII y el ensanche decimonónico se sitúa el hotel Heritage Liberdade. Su fachada añil destaca en una avenida flanqueada por plátanos y quioscos con terraza donde comenzar el disfrute de la noche lisboeta. El edificio, objeto de una cuidada rehabilitación firmada por Miguel Câncio Martins, ha incorporado a este hotel elementos originales del pasado, como la piedra labrada, los enrejados de los balcones y los azulejos pombalinos del interior, que fueron objeto de una minuciosa restauración.
El Heritage Liberdade ha logrado crear una atmósfera en sus salones que nos recuerdan el esplendor colonial portugués en Asia. Una decoración, con elementos indios de Goa y chinos de Macao, en la que no faltan tibores, porcelanas y té, un elemento este último clave para el comercio luso con aquellas colonias. Ese mismo «cha» que se puede disfrutar, a modo de bienvenida y por cortesía del establecimiento, en los salones del vestíbulo. Unas mezclas de té que el cliente puede realizar a su antojo antes o después de lanzarse a recorrer la ciudad. La amabilidad del personal y los detalles alcanzan también a las habitaciones, elegantes, amuebladas en tonos oscuros y donde se puede saborear un moscatel de Setúbal, por deferencia del hotel, para hacer más agradable la estancia del cliente. Y todo, antes de bajar a disfrutar de una de las joyas del Heritage Liberdade: una piscina climatizada, rodeada de frescos con imágenes en sepia de los años 20, que comparte planta con una moderna zona fitness.
En ese empeño por los detalles, el hotel ha logrado imprimir a los baños de las habitaciones un estilo art-decó en griferías y lavabos, sin olvidar los azulejos, que vuelven a protagonizar la decoración y dan fe del compromiso del hotel con la tradición portuguesa. Un sabor antiguo que alcanza su contrapunto en las vajillas y cuberterías, inspiradas en el diseño nórdico de Arne Jacobsen, puro contraste con la decoración clásica, con las que disfrutar de un excelente desayuno servido hasta el mediodía para solaz de los más perezosos.
La cercanía de la céntrica plaza de Restauradores, punto de inicio para recorrer la Lisboa pombalina, con su monumento a los que en 1640 se levantaron contra España por la independencia lusa, tiene sin duda su contrapeso en este establecimiento. Un verdadero monumento a la amabilidad, levantado por unos profesionales del buen gusto y el mejor hacer para que la estancia en la ciudad blanca sea memorable.
 

>>  Dirección: Avenida da Liberdade, 28, 1250-145 Lisboa, Portugal.

>> Capacidad: 42 habitaciones muy amplias, con caja fuerte, aire acondicionado, minibar, televisión y acceso gratuito a internet.
>> Instalaciones: sala fitness con piscina, salón de té, biblioteca, acceso a internet y garaje.

>> Más información y reservas: en el teléfono 351 21 340 40 40 y en el correo electrónico aviliberdade@heritage.pt
 

Vídeos

  • 1