Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 julio 2014
20:00
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

La premisa «más con menos» capitalizará la apuesta de futuro de Herrera para 2012

  • 1
Herrera, durante su intervención en el último Debate sobre el estado de la Región, con Ana Redondo al fondo
Herrera, durante su intervención en el último Debate sobre el estado de la Región, con Ana Redondo al fondo

Valladolid-  Como si de la continuación de una saga de películas de terror se tratara. Así se presenta el pleno sobre Política General que acoge, entre mañana y pasado mañana, el hemiciclo de las Cortes autonómicas. Una cita con el estrado que servirá para tratar asuntos que ya se abordaron en el último debate sobre el estado de la Comunidad -en 2010-, cuando se hablaba de la necesidad de rebajar el aparato administrativo y sus derivadas, pero a los que se suman ahora otros más en ese sentido -el del ahorro-, con mayor número de personas afectadas.

El denominado «céntimo sanitario» -aunque en realidad son 0,048 euros lo que se detraen a los consumidores por cada litro de gasolina que va al depósito-, el aumento de la jornada semanal de los empleados públicos a 37,5 horas o los impuestos vinculados con la recogida de residuos en el ámbito municipal, son una muestra de las medidas de ajuste que Castilla y León ha tenido que aplicar en los últimos meses y que tendrán reflejo en el pleno.

Casi catorce meses después de que Juan Vicente Herrera resultase elegido presidente de Castilla y León por tercera vez en las urnas, el panorama es, si cabe, menos alentador que entonces. Porque el consumo sigue estancado y los ingresos apenas salen del valle. Además, las estrecheces del Estado tienen calado en la mayoría de las políticas asumidas por la Junta, en su capacidad de autogobierno.

No obstante, el presidente Juan Vicente Herrera incidirá, una vez más, en la necesidad de ir ‘todos a una'. De que la sociedad civil castellano y leonesa se implique con la política para salvar una situación en la que es clave ver la luz al final del túnel. Y también los pactos, aunque estos se antojan difíciles de materializar.

En este contexto, remarcará que las grandes prioridades de su Ejecutivo se centran en el ámbito social -Sanidad, Educación y Bienestar Social- a pesar de que las circunstancias han exigido implementar el copago, aumentar las tasas universitarias y revisar las previsiones económicas de la Ley de la Dependencia.

Necesidad de acuerdos
Por ello, Herrera ha reclamado en reiteradas ocasiones el abrigo de los grupos parlamentarios, porque todas estas imposiciones responden a un fin: el cumplimiento del objetivo de déficit que se exige a nuestro país desde Bruselas. En ese marco se circunscribe la Ley de Estímulo a la Creación de Empresas, sobre la que hablará el presidente y que previsiblemente verá la luz en el próximo periodo de sesiones, y que, junto a iniciativas impulsadas en el marco del Diálogo Social, pretenden paliar el retroceso en el ámbito laboral sufrido en los últimos años, que ha llevado a Castilla y León a pasar de apenas 100.000 parados a los 220.000 desempleados actuales -muchos de los cuales sin subsidio alguno-.Así las cosas, la coyuntura obliga a cumplir con la premisa «más con menos» como apuesta de futuro en la administración castellano y leonesa para lo que queda de año y los siguientes de la legislatura más complicada de la democracia. Una idea que estará presente también en la sesión plenaria, como la de la necesidad de que el Gobierno recapacite acerca del futuro de la minería, pese a que la cerrazón en este sentido hace albergar poco optimismo hacia el futuro de las zonas mineras del norte de la Región, para las que tampoco se plantean otras alternativas.

Enfrente, habrá estreno parcial, casi absoluto de oradores. Tres de los cuatro procuradores de los grupos parlamentarios debutan en estas lides. Tan sólo repite Carlos Fernández Carriedo, por el Partido Popular. Por el PSOE, Oscar López dará la batalla, con la vista puesta en Mardrid, mientras que en el mixto tomarán la palabra José María González (IU) y Alejandro Valderas (UPL). Garantizar la prestación de servicios sociales y la crítica a los ajustes aplicados por el Gobierno que han tenido un eco importante tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado.
Pero no sólo los representantes políticos estarán pendientes del debate. También el empresariado. Así, en declaraciones a Ical, el presidente de la patronal, Jesús Terciado, pedía a la Junta un esfuerzo de contención del gasto y austeridad para justificar el aumento de impuestos. Por su parte, el presidente regional de las Cámaras, Fernando Escobillas, demandó una mayor simplificación burocrática para el tejido productivo.

Vídeos

  • 1