Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 julio 2014
11:26
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

Císcar crea una grupo de ética para que no haya más «errores»

  • Reelegido presidente del PP de Alicante con el 94,4% de los votos

  • 1
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra y su vicepresidente, José Císcar, ayer tras la elección de este último como líder del PP de Alicante
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra y su vicepresidente, José Císcar, ayer tras la elección de este último como líder del PP de Alicante

Alicante- El vicepresidente del Consell, José Císcar, admitió ayer que el PP de Alicante ha vivido en los últimos años discrepancias internas, pero dijo que el partido ha aprendido la lección para convertirse en una agrupación «mejor y más consistente».

Hay que pasar página, «aprender de los errores», decía ayer en su discurso como nuevo presidente del PP alicantino, porque «si hay algo que los ciudadanos no perdonan es la división y el enfrentamiento interno». Por ello, anunció la creación de una comisión de ética, presidida por el alcalde de Petrer, Pascual Díaz, que ayudará a los cargos públicos del partido a cumplir con los objetivos de «ejemplaridad, transparencia y sentido común». Este grupo le informará «si hay alguien que no se ajusta» al código ético establecido. Posteriormente, sería él mismo quien se dirigiría a la persona afectada.  

El vicepresidente de la Generalitat Valenciana fue ayer  proclamado presidente del PP de Alicante al recabar el apoyo de 94,4 por ciento de los compromisarios del XIII Congreso Provincial. De un total de 1.068 votos escrutados, la comisión ejecutiva provincial encabezada por Císcar recabó 1.009 sufragios, por 43 en blanco y 11 nulos, mientras que la junta directiva del nuevo presidente recibió el 93,72 por ciento de los votos.

Arroparon a Císcar, entre otros, el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, quien se ofreció como «aliado» al nuevo líder en Alicante y quien admitió que «el PP nunca se ha distinguido por saber decir las cosas como son». Por ello pidió a los cargos de su partido  que trasladen «hasta el último rincón» las medidas y propuestas del PP por la crisis y frente a las críticas de la oposición. «Pero hay que saber explicarlo y el Partido Popular nunca se ha distinguido por saber decir las cosas como son». Asimismo, les instó a que no dejen que «nunca nadie dude de la ejemplaridad del PP».

Dijo que en que la actual coyuntura económica hay que «apretar los dientes y  seguir empujando todos juntos» porque el país sube «una cuesta muy prolongada, pero cuando se llegue a la cumbre se podrá ver y disfrutar de la recompensa. Es una cuestión de tiempo».
Con todo, se felicitó de que el PP alicantino roce los 75.000 afiliados, que gobierne en el 70 por ciento de los municipios y que lograra dos diputados más en las últimas elecciones. En este sentido, reconoció la labor de Císcar, de quien destacó su «capacidad de trabajo, diálogo y consenso», aunque también tuvo palabras para su antecesor, el presidente del PP alicantino de los últimos meses, Miguel Ortiz, que relevó a José Joaquín Ripoll, de quien cree que es un «gran político que ha sabido demostrar de lo que era capaz» con un trabajo que calificó de «puente a la concordia» en el que ha antepuesto «el interés general a otras cuestiones».

 

Reivindicar
El presidente de la Generalitat se comprometió con y ante Císcar a defender la llegada de agua, infraestructuras como el tren AVE y una mejor financiación. «Pedimos que aquello (agua) con lo que no saben qué hacer en otros sitios, se pueda traer aquí para generar dinamismo y empleo», argumentó antes de poner de manifiesto que precisamente ahora está encima de la mesa el Pacto Nacional del Agua, donde el Gobierno valenciano defenderá «el interés de los alicantinos». Asimismo, se comprometió a defender la llegada del AVE a Alicante, así como la dotación de infraestructuras sanitarias, educativas, culturales y deportivas. De igual modo, se marcó como objetivo que la Comunitat obtenga la financiación necesaria y adecuada a su realidad mediante una mejor distribución de los recursos.

 

Vídeos

  • 1