Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 03 septiembre 2014
09:08
Actualizado a las 

La Razón

Murcia

El Imida investiga cómo lograr tomates con más compuestos bioactivos y antioxidantes

  • Los factores ambientales ejercen una influencia sobre su calidad

  • 1
El objetivo es que los tomates tengan mayor contenido en vitaminas C y E
El objetivo es que los tomates tengan mayor contenido en vitaminas C y E

MURCIA-El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) desarrolla un proyecto para conseguir tomates de alta calidad, con mayor contenido en compuestos bioactivos y antioxidantes, tales como licopeno, vitaminas C y E, así como compuestos fenólicos. El director del Imida, Adrián Martínez, destacó que «el mercado exige cada vez más este tipo de parámetros de calidad», de ahí que sea necesario apostar por ofrecer productos de calidad que compitan con los de otros países que los ofrecen más baratos. Así, los investigadores del equipo de Calidad Alimentaria del Imida, Pilar Flores, Pilar Hellín y José Fenoll, llevan dos años desarrollando un proyecto en el que se realizan ensayos en cámara de cultivo y en invernadero para estudiar el efecto del aumento de la luz y la temperatura sobre la calidad de los frutos y cómo optimizar el manejo de la nutrición mineral, especialmente el nitrógeno. Según los investigadores del proyecto, que cuenta con una financiación del Instituto Nacional de Investigación Agraria, el tomate es uno de los productos vegetales con mayor contenido en antioxidantes y compuestos bioactivos como licopeno, un carotenoide que le confiere el color rojo y que está relacionado con la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y determinados tipos de cáncer.

Por otra parte, los factores ambientales, entre ellos la intensidad de luz y la temperatura, ejercen una gran influencia sobre la calidad de este fruto. Su estudio ha cobrado gran relevancia en los últimos años, debido a las variaciones de las condiciones ambientales ocasionadas por el llamado cambio climático y a su repercusión sobre la agricultura. En este sentido, los investigadores apuntan que un aumento de la temperatura y de la intensidad luminosa afecta a la síntesis de licopeno y a la de otros compuestos bioactivos como polifenoles y vitaminas C y E.También se ven afectados otros compuestos como azúcares y ácidos orgánicos, lo que repercute en las características organolépticas del fruto.La optimización del manejo de la nutrición de la planta, adecuada a las condiciones medioambientales, permitirá obtener frutos de tomate de mayor calidad y con un elevado contenido en compuestos biactivos

 

Vídeos

  • 1