Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 23 octubre 2014
00:20
Actualizado a las 

La Razón

Murcia

Los alcaldes creen que los consistorios no pueden ser ajenos a las reformas

  • Resaltan la necesidad de que todos los sectores estén unidos

  • 1
El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara
El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara

MURCIA- Las corporaciones locales también se verán afectadas por las medidas puestas en marcha por el Gobierno de la Nación, en cuanto a la eliminación de un treinta por ciento del número de concejales, por lo que quedarían fuera de los plenos de los ayuntamientos de la Región de Murcia, 234 ediles. Esta reforma se hará efectiva en el año 2015, tras la celebración de los comicios municipales. Al respecto, los alcaldes consideran que la Administración local no puede ser ajena a los «duros y difíciles» ajustes.

«Tenemos que ayudar en la medida que podamos y, ya que la Comunidad de Murcia es la más austera, y seguiremos dando ejemplo, reduciendo aquello en lo que se pueda», aseguró el alcalde del municipio de Murcia, Miguel Ángel Cámara, quien resaltó que los concejales «están al servicio de los ciudadanos y siendo menos también se puede hacer». Asimismo, se mostró partidario de suprimir «el cien por cien» de las asignaciones públicas que reciben los partidos políticos, sindicatos y organizaciones patronales porque, en su opinión, deben ser capaces de llegar a la «autosuficiencia financiera». En este sentido, Cámara afirmó que, «a título personal», se deben eliminar las subvenciones, con la única salvedad de los procesos electorales, en los que «sí es necesaria la ayuda de fondos externos», a la vez que sostuvo que las formaciones políticas tienen que ser capaces de financiarse con cuotas de sus miembros. Por ello, aseveró que «estoy seguro y confío en que estas medidas sirvan para detener el deterioro en el que estamos y poder, fundamentalmente, mirar al futuro con confianza, esperanza y que contribuya a recuperar la actividad económica, el crecimiento y la generación de empleo».

Por su parte, la primera edil del Consistorio cartagenero, Pilar Barreiro, consideró que «es muy necesaria» una «profunda renovación de las administraciones para que los ayuntamientos ejerzan las competencias que les corresponden y dejen de asumir las que no les son propias».
De igual modo, Barreiro insistió en la necesidad de reestructurar las administraciones locales y, destacó que esa renovación está ya prevista en la modificación de la Ley de Bases del Régimen Local y en la de Haciendas Locales, que serán fundamentales para los consistorios. Según comentó, los nuevos recortes son «fruto de un ejercicio de responsabilidad», por lo que «todos los sectores de la sociedad deben estar unidos en este sacrificio».

Mientras que el alcalde de la ciudad de Molina de Segura, Eduardo Contreras, destacó al respecto que estas reformas no supondrán un ahorro importante, ya que su consistorio cuenta con un número inferior de concejales del que le corresponde. «Ese no es el problema de España, aunque puede ser un gesto para que la sociedad vea, que ese ajuste que está haciendo el Gobierno en las administraciones, hay que empezar a hacerlo por los cargos electos», apostilló el primer edil.

 

Vídeos

  • 1