Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 abril 2014
18:23
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

El TSJC abre la puerta a que miles de cuidadores familiares cobren el doble

  • Distingue entre centro de día y taller ocupacional para establecer las ayudas

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
El TSJC falla a favor de una familia y exige al Govern el pago de la prestación de cuidador familiar íntegra
El TSJC falla a favor de una familia y exige al Govern el pago de la prestación de cuidador familiar íntegra

BARCELONA- Un taller ocupacional no es lo mismo que un centro de día, porque cumplen funciones diferentes y ofrecen servicios diferentes. Por ello, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) entiende que la Generalitat no puede limitar la prestación de cuidador profesional a los familiares de personas dependientes que participan en un taller profesional como sí puede hacerlo cuando el beneficiario de la Ley de Dependencia asista a un centro de día.

El Tribunal Superior de Justicia da así la razón a los padres de un joven discapacitado de 29 años revocando la sentencia del Juzgado Social número 1 de Barcelona, y abre la puerta a que las familias que se encuentren en las mismas circunstancia reclamen a la administración catalana lo debido.

El mismo género
Hoy por hoy, la Generalitat entiende que toda persona beneficiaria de ayudas a la dependencia que vaya a un centro de día, a un taller ocupacional, o servicios de «una especie del mismo género», sólo deben percibir el 50 por ciento de la prestación de cuidador no profesional. En el caso que compete, al hijo de Antonio E. y Luisa A., le reconocieron en 2008, dada su discapacidad psíquica en 2008, un grado II de nivel 2 de dependencia. En 2010, el programa individual de atención, que da pie a recibir las ayudas, le otorgó «el copago por asistencia a centro de día de atención a personas con discapacidad y la concesión de ayuda económica para la atención de cuidadora no profesional, en suma mensual de 168,12 euros (la mitad de los 336,24 euros que le correspondería si fuera integra)». Pero el TSJC «no comparte la tesis» de la Generalitat y establece que un taller no es lo mismo que un centro de día.

Mientras el primero busca «facilitar a sus destinatarios, mediante una atención diurna de tipo rehabilitador integral, los servicios de terapia ocupacional a través de un programa individual de rehabilitación orientado a su integración social», los centros de día son «servicios de acogida diurna que proporcionan apoyo a las personas que necesitan organización, supervisión y asistencia en las actividades de la vida diaria y complementan la atención propia del entorno familiar».

Con todo, el TSJC condena a la Generalitat a pagar a Antonio y a Luisa el montante no percibido con efectos desde 2008.

 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA