Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
03:56
Actualizado a las 

La Razón

Sevilla

IU quiere cambiar la ordenanza de la Velá para poner la bandera republicana

  • 1
Las casetas deberán utilizar un hilo musical común cedido por el Ayuntamie
Las casetas deberán utilizar un hilo musical común cedido por el Ayuntamie

Sevilla- Aún no ha comenzado la Velá de Santiago y Santa Ana, que se desarrollará en la calle Betis entre el 20 y el 25 de este mes, y la polémica ya está sobre la palestra de la política sevillana después de que la Asamblea de Triana de Izquierda Unida haya presentado un total de siete alegaciones a la ordenanza municipal que el Ayuntamiento pondrá en marcha para regular esta fiesta.

Concretamente, la formación liderada por Antonio Rodrigo Torrijos cree que el documento aprobado por el PP «atenta gravemente contra los principios constitucionales de libertad ideológica y de expresión, en tanto que persigue una suerte de homogeneización cultural inaceptable de la fiesta recurriendo para ello, por un lado, a la imposición de una serie de obligaciones estéticas contrarias a la diversidad y pluralidad de la Velá, y por otro a la adopción de prohibiciones absurdas e injustificables». Las quejas de IU pasan por varios de los artículos de la norma, aunque las críticas se centran en el 19, que prohibe «las colgaduras de cualquier tipo que partan desde la trasera de las casetas hacía el río cubriendo parte de la zapata». Una norma que incluye banderas, sin entrar en tamaños, así como lonas o toallas. Según Torrijos, «no tiene sentido impedir la colocación de estos elementos a priori». Hay que recordar que cada año esta formación política despliega una bandera republicana en la trasera de su caseta, por lo que pide que esta norma «sólo se aplique en aquellos casos en los que se deteriore o se agreda el patrimonio municipal», a lo que añade que esto no sucede al colgar la bandera.

Desde el Gobierno municipal se responde a IU que parece que a este partido lo único que le preocupa es que no se pueda colgar la bandera republicana. «Torrijos sólo sabe introducir sombras y dudas malintencionadas respecto a la Velá, como si no tuviera otros motivos para hablar de esta fiesta cuando este año hay un programación más amplia y se van a realizar más actividades por menos dinero», asegura el portavoz municipal y concejal del Distrito Triana, Francisco Pérez, que asegura que la prohibición «en primer lugar es por respeto a todos, y en segundo, por motivos de seguridad porque la zapata no puede ser cubierta, ya que hacia ese lado dan las instalaciones de fuego de las casetas, las cocinas, y esa parte tiene que estar abierta y despejada por motivos de seguridad, que no se puede ver afectada».

IU también ha formulado objeciones al párrafo segundo del artículo 8 en el cual se establece «que todas las casetas estarán decoradas con motivos trianeros y alusivos a la Velá», una postura que para la formación de izquierdas revela falta de concreción en este precepto, por lo que abogan por anularlo, ya que «consensuar los sentimientos y emociones que llevan a identificar una fiesta resulta imposible, salvo que exista una intención oculta de imponer un tipo de decoración a la fuerza». Una postura que no comparte Pérez, que explica que «es lógico que las casetas estén adornadas con motivos trianeros y alusivos a la Velá».

Por otro lado, IU critica conjuntamente el artículo 11 en el que se dictamina que «todas las casetas a lo largo de la calle Betis tendrán exclusivamente el hilo musical aportado por el Distrito», de manera que se prohibe que se pueda usar música propia así como la contratación de grupos musicales. Para el concejal, el hilo musical «se viene ofreciendo a todas las casetas desde hace varios años, no es algo nuevo», en el sentido de que «se trata de dar una solución a un problema de convivencia con los vecinos de la calle Betis y con los propios caseteros, puesto que la separación entre caseta y caseta es mínima». «La ordenanza aún no se ha aprobado y las alegaciones presentadas serán analizadas. Lo único que se quiere es que haya una regulación y unos criterios en torno a la Velá», añade Pérez.

Vídeos

  • 1